España

De la Vega 'blinda a Zapatero ante la alerta de "catástrofe electoral"

  • El presidente de Castilla-La Mancha reclama “un cambio de rumbo y medidas contundentes” para evitar un varapalo en las urnas · La número dos del Gobierno le replica que Zapatero es “el presente y el futuro”

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha avisado de la necesidad de que el Gobierno cambie de rumbo para evitar una “catástrofe electoral” en el PSOE, palabras que le han costado las críticas de varios compañeros de filas socialistas, que han salido en defensa de Zapatero.

Barreda advirtió, en una entrevista en Onda Cero, que o bien el Gobierno “cambia de rumbo y toma medidas contundentes” o su partido acabará en el “camino” al que se dirige, que es una “catástrofe electoral”.

Por eso pidió a su partido que no se resigne ni se conforme y que pase a la “ofensiva”. “Espero señales claras de querer ganar”, dijo, además de mostrarse partidario de la limitación de mandatos de los presidentes del Gobierno, que en Castilla-La Mancha se han fijado en ocho años, recordó Barreda.

Sus palabras encontraron respuesta inmediata en varios presidentes autonómicos y dirigentes políticos, y también en el Gobierno, a través de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, quien remarcó que “el presente y el futuro pasan por el proyecto que lidera José Luis Rodríguez Zapatero”.

La número dos del Ejecutivo socialista reiteró que Zapatero es el “mejor activo que tiene este partido y este Gobierno, más allá de opiniones puntuales”.

Una de las voces más críticas hacia las palabras de Barreda fue la del presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, quien, recurriendo al lenguaje taurino, afirmó que él nunca se pondrá de “medio lado” y “dejará solo al torero, sin cuadrilla”.

Tras criticar que “los mismos que antes le sacaban a hombros ahora le tiran almohadillas”, Fernández Vara subrayó que para poder decir que no se va por el camino adecuado hay que exponer primero lo que uno haría, “se sea oposición o se sea miembro de la cuadrilla”.

Desde el propio Gobierno de Barreda, su consejera de Educación, María Ángeles García, defendió que el presidente castellanomanchego “tiene razón” al pensar que “es necesario un cambio de rumbo en el PSOE”.

Y en las Cortes de Castilla-La Mancha, el portavoz socialista, José Molina, respaldó también a Barreda al afirmar que “ejercer la crítica no supone ser desleal”, y apuntó además que el Ejecutivo de Zapatero debe “abrir una reflexión sobre las políticas que desarrolla y está explicándoselas a los ciudadanos”.

También desde el Parlamento castellanomanchego, la viceportavoz del Partido Popular, María Luisa Soriano, tildó a Barreda de “hipócrita” y “falso” por desligarse de políticas que ha apoyado hasta ahora, “precisamente él, que es un aprendiz aventajado de Zapatero”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios