España

Mas acusa a la Fiscalía de un "montaje escandaloso" con la operación del 3%

  • Libres los ocho últimos detenidos, mientras la Guardia Civil rastrea correos y documentación

La Guardia Civil analiza los correos electrónicos y documentos incautados en la operación del caso 3% en vísperas del juicio por el 9-N, una coincidencia tras la que el ex presidente catalán Artur Mas ve un "montaje escandaloso" de la Fiscalía para "hacer daño".

A lo largo del día de ayer, la Guardia Civil estuvo interrogando a ocho de los 18 detenidos, que quedaron en libertad tras pasar la noche en la comandancia de Tarragona. Al tiempo, analizaba la numerosa documentación sobre adjudicaciones públicas intervenida el jueves en 24 registros que se prolongaron hasta el anochecer.

Mas demuestra poca calidad democrática al dudar de la autonomía de los fiscales"

La nueva fase del llamado caso 3% sobre supuesta financiación ilegal de CDC se centra ahora principalmente en la adjudicación de obra pública en el Ayuntamiento de Barcelona durante la etapa del convergente Xavier Trias en el gobierno de la ciudad, por lo que fueron detenidos su ex concejal Antoni Vives y el ex gerente municipal Constantí Serrallonga, ahora presidente de Fira de Barcelona.

Los agentes también mantuvieron detenido al presidente del Puerto, Sixte Cambra, del entorno personal de Artur Mas, durante las cerca de 12 horas que duró el registro de su despacho, donde los agentes intervinieron expedientes sobre las dos principales obras portuarias bajo sospecha: el dique este y la ampliación del muelle sur.

Entre los correos electrónicos, agendas y documentación incautada en los registros la Guardia Civil busca el rastro de posibles amaños y acuerdos para convocar concursos de adjudicación a medida, a cambio de mordidas de empresarios.

La coincidencia temporal entre la operación policial y el juicio del 9-N, que arranca el lunes, llevó a Mas a expresar su indignación por lo que considera un intento de la Fiscalía de perjudicar al soberanismo, que ha convocado concentraciones de apoyo a las puertas del Palau de Justicia.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, estimó por su parte que Mas demuestra "poca calidad democrática" al achacar a un montaje las detenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios