España

Casado y Aznar exhíben su sintonía y apelan a la refundación del centroderecha

  • La vieja guardia de ministros y dirigentes de confianza del ex presidente le arropan en la presentación de su nuevo libro 

José María Aznar, el director de la fundación Rafael del Pino, Vicente J. Montes Gan, y Pablo Casado, ayer en Madrid. José María Aznar, el director de la fundación Rafael del Pino, Vicente J. Montes Gan, y Pablo Casado, ayer en Madrid.

José María Aznar, el director de la fundación Rafael del Pino, Vicente J. Montes Gan, y Pablo Casado, ayer en Madrid. / Javier López (EFE) (Madrid)

Comentarios 1

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, y el ex presidente del Gobierno José María Aznar escenificaron este martes su fuerte sintonía política y personal y  recalcaron la necesidad de refundar el centroderecha en torno al PP, así como de defender la vigencia de la Constitución.

La" reconstitución" del centro derecha, como la llamó Aznar, y la defensa del texto constitucional, aunque sea en "franca soledad" por parte del PP, como apuntó Casado, fueron las dos grandes cuestiones sobre las que giró el diálogo entre ambos dirigentes con motivo de la presentación del libro del ex presidente, El futuro es hoy.

En un acto al que asistieron muchos ex ministros de los gobiernos de Aznar o ex dirigentes del partido, el ex presidente señaló que Casado "encarna perfectamente bien" la "continuidad histórica" que necesita el partido y es además la "gran esperanza" para la "necesaria" refundación del centroderecha.

Aznar, que hace unos días advertía de que el centroderecha español estaba ahora dividido en tres fuerzas -PP, Ciudadanos y Vox- señaló que el PP debe liderar esa "reconstitución".

Y esa tarea esencial de "reconectar" el centroderecha está "solo al alcance de grandes líderes" según Aznar, que espera que Pablo Casado tenga éxito en esta tarea.

El presidente del PP, por su parte, señaló que aspira a recuperar ese proyecto "hegemónico" del centroderecha que en su momento lideró José María Aznar.

La fórmula para lograrlo, agregó Casado, es la de la "adición", y por eso apostó por tratar de recuperar a los votantes que se habían ido a otros partidos "sin reprocharles" que lo hicieran y presentándoles un proyecto "sin complejos".

El líder del PP señaló que Aznar siempre será una "referencia ideológica y absolutamente imprescindible" para el partido.

Y tras considerar que el ex presidente fue el artífice del "primer milagro económico" de la democracia, como Rajoy lo fue del "segundo", auguró que bajo su liderazgo el PP tendrá que acometer para España un "tercero", a la vista del empeoramiento de algunos indicadores económicos.

A lo largo de todo el coloquio Aznar y Casado dejaron claro el buen entendimiento entre la actual dirección del PP con el ex presidente, quien estuvo muchos años alejado del partido por su fría relación con Mariano Rajoy y su equipo.

Y lo hicieron en un foro al que asistió un buen número de ex ministros de los gobiernos de Aznar como José María Michavila, Ángel Acebes, José Manuel Soria o Jaime Mayor Oreja, ex dirigentes que también en su momento se alejaron de Rajoy y los suyos, y otros ex dirigentes como María San Gil, Esperanza Aguirre o Manuel Pizarro.

Aznar consideró que el "golpe de Estado" en Cataluña "continúa" y ante una situación como ésta, señaló que el Gobierno debería "reponer con todas sus consecuencias el orden constitucional". Sin embargo, lamentó que se busquen "terrenos intermedios" para tratar de resolver el problema, porque no existen dichos terrenos cuando se trata de defender la continuidad de la nación española.

Y criticó que el "diálogo con los golpistas" sea "el pan nuestro de cada día" y que dichos golpistas no solo estén en las instituciones sino que además "condicionan el Gobierno de España".

Casado prometió después que el PP seguirá defendiendo la plena vigencia del texto constitucional aunque lo haga, lamentó, "en franca soledad". La Constitución está "plenamente en vigor y es más que nunca la salvaguarda" de que "no se rompa" ya no solo la unidad España sino también la igualdad de todos los españoles. Casado lanzaba este mensaje al PSOE, al subrayar su preocupación por la postura del partido del Gobierno, que "da por buena la posición de Podemos" que se coloca junto a los independentistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios