España

El candidato escurre de su discurso el bulto de la supresión de las diputaciones

  • Sánchez esquiva los dos párrafos del espinoso asunto previstos en su exposición C's recuerda que la medida está rubricada.

Pedro Sánchez evitó mencionar la supresión de las diputaciones provinciales en su discurso de investidura ante el Congreso de los Diputados, en el que defendió la reforma exprés de la Constitución que su partido ha pactado con Ciudadanos pero de la que obvió este punto, pese a que en su escrito había dos párrafos alusivos que el candado socialista omitió en su exposición.

La supresión de las diputaciones ha levantado ampollas en las filas socialistas, sobre todo en el PSOE andaluz, que no está por la labor.

Según lo pactado con Ciudadanos, las diputaciones serán sustituidas por consejos de alcaldes que tendrán funciones similares, pero dedicadas a los municipios de menos de 20.000 habitantes.

Ciudadanos no dio importancia al hecho de que Sánchez no se refiriera en su discurso de investidura a la supresión de las diputaciones provinciales, ya que, al fin y al cabo, esta medida "está en el acuerdo" firmado por ambos partidos.

Así se pronunció el portavoz de la formación naranja en el Congreso, Juan Carlos Girauta, tras escuchar en el hemiciclo a Sánchez. Recordó que, durante las negociaciones entre ambos partidos, esa medida fue una de las cinco que Ciudadanos planteó como "condición sine qua non" a los socialistas para poder cerrar un acuerdo.

Girauta cree que "tiene su lógica" que el candidato socialista se haya saltado ese punto en su discurso, porque lograr que aceptaran esa condición fue "casi como arrancar una muela".

Sánchez ofreció por otra parte a los catalanes una reforma de la Constitución que desarrolle la estructura federal del Estado, determine las competencias del Estado y de las autonomías, establezca los principios de financiación autonómica y convierta al Senado en una verdadera Cámara territorial. No obstante, el portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Joan Tardà, confirmó ayer el rechazo de su partido a la investidura de Sánchez, a quien criticó por seguir negando el derecho a decidir de los catalanes.

El portavoz de Democràcia i Llibertat (DL) en el Congreso, Francesc Homs, afirmó que Sánchez ya "ha tirado la toalla" y ha renunciado a conseguir los apoyos que podrían colocarle en La Moncloa. "¿Qué vamos a hacer aquí hasta el viernes?", se preguntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios