España

Las credenciales de Chacón

Comentarios 2

EL nuevo periodo de sesiones de la legislatura en curso se abre el próximo mes de febrero, tal como marca la Constitución y no por una decisión caprichosa de sus señorías para prolongar las vacaciones de Navidad más allá de lo razonable, más allá de la que disfrutan el resto de los españoles. Pero ayer lo inauguró de facto la ministra de Defensa, Carme Chacón, que compareció para solicitar al Congreso de los Diputados la participación de España en la Operación Atalanta de la Unión Europea contra la piratería frente a las costas de Somalia, en el Océano Índico.

En un discurso muy sólido y por encima del nivel medio de sus compañeros de Gobierno, con transcripción incluida para la prensa para dejar fuera de toda duda el sentido exacto de sus palabras, la ministra catalana, con padre almeriense, logró el apoyo de la mayoría de los grupos parlamentarios -PSOE, PP, CiU, PNV, BNG y NaBai- al envío de 395 militares (los 200 primeros saldrán mañana en la fragata Victoria desde la base de Rota), con un gasto mensual que oscilará entre 3,7 y 5,1 millones de euros.

Sin dejar resquicios a los chismorreos sobre sus últimas vestimentas y cada vez más metida en su papel castrense (aunque haya sido a costa de perder la espontaneidad, la cercanía y la frescura de antaño, cuando practicaba un discurso inequívocamente pacifista), Chacón logró ayer algo más que el apoyo de la Cámara baja para una nueva misión de paz de las tropas españolas en el extranjero.

De camino, por si acaso, comenzó a presentar sus credenciales ante una eventual renuncia de Zapatero a concurrir como candidato socialista a las elecciones de 2012. Si la crisis económica no se prolonga más allá de 2011, tiene todas las papeletas para ser la sustituta, con permiso de José Bono, que, tras el microinjerto masivo de pelo y a pesar de lo de sor Maravillas, ha renovado sus viejas aspiraciones y mantiene intacta su capacidad de maniobra en un metro cuadrado de PSOE.

Chacón, bien aconsejada por su alter-ego de la Casa América, viene poniendo de manifiesto desde que aterrizara procedente del extrarradio de Barcelona en los madriles que tiene poco de cuota femenina del PSOE y que sabe trabajarse la ambición de suceder a Zapatero con profesionalidad. Si el PSC la respeta y no triunfa la deriva ultracatalanista que ha marcado la pelea por una reforma de la financiación autonómica lo más cercana posible al Cupo Vasco, seguirá creciendo a velocidad de crucero hasta alcanzar el objetivo final.

Más allá de esta letra pequeña de la comparecencia de Chacón en el pleno del Congreso de ayer, Zapatero reapareció en la Cámara Baja no para explicar la broma de los tres millones de parados y la severa enmienda de la CE a las previsiones de su Gobierno, sino para sacar pecho por la toma de posesión de Obama.

Visiblemente satisfecho, el leonés se dejó llevar por la euforia de una más que posible conversación telefónica anteanoche con el nuevo presidente USA, y, sobre todo, por el vuelo bajo que emprendió George W. Bush en el helicóptero presidencial hacia su rancho de Texas, donde el mundo le quedará reducido a unos cuantos miles de acres y unas cientos de cabezas de ganado, lejos ya de poder fastidiarle una foto en la Casa Blanca que le ayude en esa especie de misión imposible que supone pasar a la historia con esta crisis económica de caballo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios