El conflicto catalán

Mas descarta unirse a JxCat para no ser partícipe de una "separación"

  • El ex presidente de la Generalitat pone tierra de por medio con el partido de Puigdemont

  • Descarta volver a la primera línea de la política y ocupar cargo alguno

El ex presidente de la Generalitat Artur Mas durante una comparecencia ante los medos este lunes en Barcelona. El ex presidente de la Generalitat Artur Mas  durante una comparecencia ante los medos este  lunes en Barcelona.

El ex presidente de la Generalitat Artur Mas durante una comparecencia ante los medos este lunes en Barcelona. / Toni Albir (EFE)

El ex presidente de la Generalitat Artur Mas ha anunciado este lunes que se queda en el PDeCAT y no se integrará en el nuevo espacio de JxCat impulsado por Carles Puigdemont para no contribuir a un proyecto "que puede llevar a la separación" del soberanismo, si bien ha aseverado que evitará confrontar con el que fue su sucesor.

En una rueda de prensa en los jardines del Palau Robert de Barcelona, Mas ha descartado asimismo volver a la primera línea política, ha expresado su intención de reforzar su "perfil institucional" y ha subrayado que trabajará para tejer la unidad del soberanismo tratando de hacer de "puente" entre todas las sensibilidades de este espacio.

"No puedo acabar mi trayectoria política en un proyecto que puede llevar a la separación", ha avisado Mas, que ha recordado que a lo largo de toda su carrera política siempre ha formado parte de proyectos que buscaban la "suma".

A pesar de que permanecerá en el PDeCAT, Mas ha aseverado que no tendrá ningún cargo, no participará en ninguna lista electoral ni formará parte del Govern, y que tampoco hará ningún movimiento que pueda "interpretarse" como una "confrontación" con Puigdemont.

Mas ha afirmado sentirse "triste, decepcionado y cabreado" viendo "las grietas y la falta de unidad" tanto en el espacio posconvergente como dentro del proyecto soberanista, y ha abogado por buscar un acuerdo entre JxCat y el PDeCat ya que está "convencido" de que se pueden "encontrar fórmulas" para que esas grietas se superen.

Unidad o marginalidad

"Si no hay unidad dentro del proyecto soberanista nadie nos tomará en serio. Ni en Madrid, ni fuera de Madrid, ni en Bruselas. (...) Sin unidad nos quedamos en la autonomía y cada vez más residual", ha alertado el expresident.

Una afirmación que Mas ha dicho que "interpela" a las personas que lideran los proyectos y los partidos políticos: "Sin unidad no hay recorrido".

No obstante, el ex president ha indicado que el movimiento jurídico que llevó a cabo el entorno de Puigdemont para apropiarse de la marca JxCat ha comportado "consecuencias indeseables", porque ambas formaciones firmaron un acuerdo en el que se comprometían a no utilizar esas siglas sin un pacto entre ambas sensibilidades.

Preguntado por el concepto de "confrontación inteligente" por el que aboga Puigdemont, Mas ha señalado que es una noción que él "avala" si sirve "para ganar".

"Si no hay unidad interna dentro del mundo soberanista cualquier confrontación no será inteligente. Porque la condición primera para que la confrontación nos lleve a la victoria es que haya esta unidad interna que me consta que el president Puigdemont ha buscado en todo momento", ha añadido.

Con todo, Mas ha reconocido tener constancia de que hay personas que han tenido que "elegir" entre JxCat y el PDeCAT "a disgusto".

Y sobre la remodelación del Govern llevada a cabo por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que comportó la salida del PDeCat del Ejecutivo catalán, ha comentado: "esto no es neutro ni gratuito".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios