Elecciones generales en Cádiz Una campaña con intenso olor a incienso

  • Los partidos abren el periodo oficial de caza de votos en la provincia con actos sencillos y con la mirada puesta en los muchos indecisos

  • La actividad política será mínima en Semana Santa

La pasada medianoche se alzaba el telón de la segunda de las tres campañas electorales que vivirá la provincia en menos de seis meses. Si en diciembre se celebraron las elecciones andaluzas y en mayo será el turno de las municipales, ayer se abrió la veda de votos para las generales del 28 de abril.

Será una campaña jamás vista por estos lares, ya que la primera fase de la misma coincidirá con la Semana Santa. Con tanto olor a incienso y tanto sentimiento cofrade todos los partidos han confirmado que reducirán mucho su actividad en estos días festivos, aunque lo concentrarán todo en la última semana de la campaña.

Este último periodo previo a la cita con las urnas se abrió ayer en la provincia con actos sencillos y con pegadas simbólicas de carteles, al menos en lo que a los principales líderes se refiere. Y la mirada está centrada en todos los casos en los numerosos indecisos que aún no han decidido su voto. El PP, Ciudadanos y Unidas Podemos optaron por dar el pistoletazo de salida a la campaña en la capital gaditana y en lugares tan diferentes como el Palacio de Congresos, el hotel Playa Vctoria y La Caleta, respectivamente. Tras una intensa jornada en la Sierra, el PSOE y Grande-Marlaska pegaron sus primeros carteles en Arcos, mientras que Vox también se decantó por la localidad arcense para este inicio de campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios