Crisis en Cataluña

El primer ministro esloveno apoya a Sánchez frente a las propuestas de Torra

  • Marjan Sarec, primer ministro esloveno, ha querido dejar claro al presidente español que en ningún momento su Gobierno ha tenido tuvo algo que ver con la reunión del 'president' y el presidente de Eslovenia

Sánchez y Sarec Sánchez y Sarec

Sánchez y Sarec / Efe

Comentarios 1

El primer ministro esloveno, Marjan Sarec, ha mostrado su apoyo al jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, frente a las propuestas independentistas abanderadas por Quim Torra y le ha expresado su descontento por el hecho de que el presidente de su país recibiera al de la Generalitat.

Sánchez y Sarec han mantenido una larga conversación en Bruselas tras la polémica por la visita que realizó Torra la semana pasada a este país.

El presidente de la Generalitat viajó a Liubliana, la capital de Eslovenia, para pronunciar una conferencia, y fue recibido en un encuentro no oficial por el presidente esloveno, Borut Pahor.

Esta decisión provocó que el embajador de España en Eslovenia, José Luis de la Peña, pidiera una reunión al Gobierno de este país.

Sánchez y Sarec se han encontrado al inicio de la sesión del Consejo Europeo de Bruselas y en las imágenes se vio a ambos saludarse, conversar después durante largo tiempo con gesto serio y despedirse finalmente sonrientes.

Fuentes españolas han informado de que en esa conversación, que calificaron de "muy cordial", hablaron del viaje de Torra y que el primer ministro esloveno manifestó su "total apoyo" al Gobierno español ante las tesis independentistas.

Además, Sarec le trasladó su descontento por el hecho de que Borut Pahor recibiera al presidente de la Generalitat.

De la misma forma, ha querido dejar claro a Sánchez que en ningún momento su Gobierno ha tenido tuvo algo que ver con esa reunión.

En su conferencia en Eslovenia, el pasado 6 de diciembre, el presidente de la Generalitat defendió que Cataluña avance hacia la independencia por "la vía eslovena".

Una propuesta que contó con el rechazo incluso de dirigentes independentistas porque el proceso de independencia de Eslovenia se culminó en 1991 tras una corta guerra que provocó 62 muertos.

Esas reacciones llevaron  a Torra a recalcar que el camino hacía la independencia de Cataluña "será siempre cívico, pacífico y democrático", sin desmarcarse de la vía eslovena, pero puntualizando que para él, ésta acaba en la declaración de independencia en 1991 y no incluye la guerra posterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios