DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

España

El pacto con EH Bildu abre una grieta en el Gobierno

  • Iglesias y Ábalos dan diferentes versiones

  • El PP y Cs rechazan “pactos oscuros” e “innmorales”

  • Portazo de Vox a la comisión de la Reconstrucción

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los vicepresidentes primera, Carmen Calvo, y segundo, Pablo Iglesias, durante el minuto de silencio del miércoles por los fallecidos por el Covid-19. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los vicepresidentes primera, Carmen Calvo, y segundo, Pablo Iglesias, durante el minuto de silencio del miércoles por los fallecidos por el Covid-19.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los vicepresidentes primera, Carmen Calvo, y segundo, Pablo Iglesias, durante el minuto de silencio del miércoles por los fallecidos por el Covid-19. / Ballesteros (EFE)

El pacto que han firmado los grupos parlamentarios del PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu ha abierto una grieta en el Gobierno de coalición al destaparse las diferencias sobre el alcance de la derogación de la reforma laboral.

El vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, hja destacado este jueves que la derogación será total, pues así consta en el acuerdo, algo que ha compartido la responsable de la cartera de Igualdad, Irene Montero: "Lo firmado está firmado", ha asegurado en una entrevista en TVE.

Pero el PSOE ha transmitido una idea diferente: la derogación será parcial, es decir, desaparecerán el despido por absentismo o determinadas limitaciones en los convenios colectivos. Tal como ha señalado el titular de Transportes, José Luis Ábalos.

A última hora de la mañana del miércoles, la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, negó que hubiera ocultación de las negociaciones, incluso una rectificación posterior, y resaltó que lo que pretende el Gobierno es derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral, no derogarla entera.

Malestar en la oposición

Entre las declaraciones de Iglesias y las de Lastra se fueron sucediendo las críticas de la oposición, así como actuaciones de protesta.

Vox abandonó las sesiones de trabajo de la nueva Comisión del Congreso para la Reconstrucción y la portavoz del PP en el organismo, Ana Pastor, pidió que no haya más "pactos oscuros" como el de Bildu en este proceso de recuperación del país.

Más tarde el líder de los populares, Pablo Casado, advertía de los riesgos que supondría terminar con el modelo laboral que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy. El PP auguró "colas del hambre" si esto ocurre.

Cs, uno de los artífices de que la quinta prórroga del estado de alarma fuera autorizada, ha reprobado el acuerdo sobre la reforma laboral porque "genera una incertidumbre inmensa" en los ciudadanos, especialmente en materia económica.

Además, como ha destacado el portavoz adjunto del partido en el Congreso, Edmundo Bal, pactar con una formación que "no ha condenado" el terrorismo de ETA resulta "una inmoralidad".

Las divergencias han destapado una grieta en el Gobierno. Desde la aprobación del decreto del estado de alarma, el 14 de marzo, no se registraba un episodio de confrontación entre PSOE y Unidas Podemos.

La disensión llega a miembros de la Ejecutiva del PSOE, que han apuntado a Efe que existe malestar. A su juicio, ese pacto demuestra "poca visión política" en un período como el actual en el que se está desarrollando un proceso de diálogo con los interlocutores sociales. Además, estas fuentes opinan que se trata de un pacto innecesario dado que prácticamente todo lo que contempla está recogido en el acuerdo de gobierno.

En todo caso, el Gobierno ha garantizado este jueves que cualquier modificación de la reforma laboral se hará de manera dialogada con los agentes sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios