España

El presidente del Constitucional acepta la dimisión de Enrique López

  • La Policía Municipal de Madrid imputa al juez un delito contra la seguridad vial Pérez de los Cobos agradece "la sensibilidad institucional" demostrada al tomar esta decisión

El presidente del Tribunal Constitucional (TC), Francisco Pérez de los Cobos, ha aceptado la dimisión que le presentó ayer el magistrado Enrique López, tras imputarle la Policía Municipal de Madrid un posible delito contra la seguridad vial.

López fue interceptado sobre las 07:30 del domingo cuando conducía su moto sin casco por el paseo de la Castellana de Madrid tras saltarse un semáforo en rojo y cuadruplicó la tasa de alcoholemia permitida.

El TC informó en un comunicado de que Francisco Pérez de los Cobos aceptó la dimisión irrevocable que en la mañana de ayer presentó Enrique López. Añadió que el presidente del TC "agradece la sensibilidad institucional que Enrique López ha demostrado al tomar esta decisión así como los servicios prestados durante el tiempo en el que ha desempeñado el cargo de magistrado del Tribunal Constitucional".

López accedió al TC en junio de 2013 dentro del cupo de los dos magistrados elegidos por el Gobierno, por lo que la persona que le reemplace debe ser aprobada en el Consejo de Ministros. Se encontraba en el TC en situación de servicios especiales ya que su plaza está en la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, a cuya sección segunda se incorporó en 2008, tras su etapa como portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), órgano para el que fue propuesto como vocal por el PP.

En tanto es sustituido, seguirá habiendo más magistrados del TC de sensibilidad conservadora que progresista, seis frente a cinco.

Enrique López deberá ahora optar entre permanecer en excedencia de la carrera judicial o volver a ser magistrado de la Audiencia Nacional a la espera de juicio, informaron fuentes del CGPJ.

De no hacerlo, el juez quedaría en situación de excedencia voluntaria, perdería su plaza y esperaría la decisión del Tribunal Supremo para conocer si mantiene o no su condición de aforado, pues si perdiera esta condición por no ser ya magistrado de la Audiencia le juzgaría un tribunal ordinario.

En este caso, podría interpretarse que, al menos de momento, López habría dejado su carrera judicial para actuar como jurista en el ámbito privado.

La otra opción es pedir su reingreso en la Audiencia Nacional en 20 días. De hacerlo así, se reincorporaría y su futuro inmediato vendría regulado por la Ley Orgánica del Poder Judicial y, en cualquier caso, por el Código Penal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios