España

El 'procés' catalán activa en Euskadi el rechazo a la independencia

  • El 'no' ganaría por 17 puntos al sí en un hipotético referéndum, una posición contraria al independentismo que ha crecido ocho puntos en el último año.

Un hombre deposita su voto en una urna Un hombre deposita su voto  en una urna

Un hombre deposita su voto en una urna / EFE

El proceso catalán ha activado el rechazo a la independencia en Euskadi, donde el no a la misma ganaría por 17 puntos al sí en un hipotético referéndum, una posición contraria al independentismo que ha crecido ocho puntos en el último año.

Este es uno de los datos del Euskobarómetro, el sondeo que realiza desde hace más de veinte años la Universidad del País Vasco y que ha sido presentado hoy en Bilbao por su director, el catedrático de Sociología Francisco Llera.

El sondeo revela el rechazo de los vascos a que se produzca en el País Vasco un proceso como el de Cataluña: dos de cada tres vascos se oponen (66%), tanto entre nacionalistas (53%), como no nacionalistas (80%).

Además, los vascos dan un suspenso rotundo a las actuaciones en la crisis catalana tanto de las instituciones autonómicas catalanas (un 3,1 de nota) como del Estado (un 1,9).

De hecho, el sondeo recoge que los vascos siguen divididos entre autonomismo, federalismo e independentismo.

Así, la gran mayoría de los vascos sigue oscilando entre la actual fórmula autonómica (36%) y un posible escenario federal (32%), mientras que el apoyo a la independencia sigue siendo minoritario (24%).

Una mayoría cualificada de tres cuartas partes de la ciudadanía vasca (77%) sigue mostrándose relativamente satisfecha con el Estatuto, mientras que los insatisfechos no llegan a uno de cada cinco (18%).

Pero aunque se rechace la independencia, la mayoría, un 58%, se muestra favorable a la convocatoria de un referéndum sobre esta materia.

El resultado de esta consulta estaría en consonancia con el rechazo a la independencia: hace tres años había un empate técnico entre el sí y el no; hoy, ganaría el no a la independencia (47%) frente al sí (30%), con un 8 % de abstención y un 15 % que no se pronuncia.

Lo más llamativo es que el no a la independencia, claramente más movilizado ahora, ha tenido un avance de ocho puntos en el último año, y de 13 en los últimos tres años, mientras que el sí ha bajado cinco puntos. Por eso, lo que hace tres años era "un empate técnico", ahora es una diferencia de 17 puntos a favor del no a la independencia.

El rechazo a la independencia se reforzaría en caso de que ésta supusiese una salida de la UE y una pérdida de posiciones en el mercado español. En ambos casos, el sí se reduciría al 25%.

Además, el apoyo mayoritario explícito al Estatuto de Gernika iguala, por primera vez en muchos años, al obtenido cuando se votó en el referéndum de 1979.

A la vista de estos datos, Llera ha interpretado que el proceso catalán "nos ha hecho claramente más autonomistas y menos independentistas. No ha pasado nada nuevo ni raro al margen del proceso, somos una sociedad con opiniones muy estables, así que lo único que ha cambiado ha sido el proceso".

Llera se ha congratulado además de que el proceso catalán ha tenido el efecto "contrario al que alguno podría pensar", porque no ha "enrarecido" la política vasca.

El sondeo fue realizado entre los días 24 de octubre y 12 de noviembre, con 600 entrevistas individuales a domicilio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios