Andrés Peña | Bailaor "Hay mucha emoción contenida, va a ser un Festival de explosión artística"

  • El bailaor estrena este viernes en la Sala Compañía 'Campanas de Santiago', un espectáculo con pleno sabor a Jerez

Andrés Peña, durante la rueda de prensa en San Ginés.

Andrés Peña, durante la rueda de prensa en San Ginés. / Manuel Aranda

Uno de los artistas jerezanos que ha desarrollado su carrera a la par del Festival es Andrés Peña. El bailaor será uno de los atractivos de esta XXV edición pues estrenará este viernes a las 20.30 horas en la Sala Compañía 'Campanas de Santiago...'. Tras su último paso por la muestra con 'Cuatro reales', el montaje que estrenó el pasado año en Villamarta, el artista regresa con una propuesta más minimalista pero que derrocha Jerez por doquier.

Esta nueva propuesta cuenta con la dirección de Pilar Ogalla y la participación de un elenco artístico plenamente de la tierra, pues además del bailaor encontramos a Tía Juana la del Pipa, David Carpio, El Londro y José Gálvez, como artistas invitados, y las palmas de Carlos Grilo y Javier Peña

Si su anterior montaje en la Sala Compañía llevó un título muy jerezano, 'Callejón  de Asta', éste no se queda atrás. "Para mí esa letra 'Campanas de Santiago, campanas de San Miguel, son dos campanas gitanas que despiertan mi Jerez...' es muy bonita, porque dice tanto...Yo me veo en una madrugá, después de una Fiesta de la Bulería, por ejemplo. A mí me dice mucho porque es Jerez puro, y en esa línea lo hemos preparado, es decir, haciendo los estilos de Jerez, con artistas de Jerez. La idea es montar un Jerez en la Sala Compañía, sobre todo con esos estilos autóctonos de la tierra".

Una de las novedades de este nuevo espectáculo de Andrés Peña es la dirección de su esposa, la bailaora Pilar Ogalla. "Pilar está ahí no porque sea mi mujer, sino porque es una persona con muchas inquietudes, le encanta dirigir y tiene muy buenas ideas. Además, es muy limpia escénicamente, de hecho el espectáculo de 'Órdago a la grande', que fue Premio del Público, lo hizo ella que entonces estaba embarazada. La he llamado porque sé que va a hacer un buen trabajo".       

El hecho de bailar en un espacio más pequeño como la Sala Compañía no implica "tener menos responsabilidad, creo que bailar ante el público, aunque sea en una mesa, tiene su responsabilidad. Está claro que si vas a Villamarta haces un espectáculo con más volumen o más duración, en ese aspecto sí, pero ya digo que bailar ante el público es entregarte de la misma manera. El artista es artista donde sea".  

Para él, como jerezano que es, estar en este 25 aniversario del Festival "es algo muy bonito porque para mí el Festival ha sido mucho, y llevo formando parte de él desde el principio, primero dando los cursos como alumno y ahora como artista. Desde entonces ha llovido mucho y ha llovido oro molío".

"He disfrutado de noches inolvidables y de espectáculos muy buenos, creo que se ha hecho un trabajo genial, y bueno hoy por hoy el Festival es un referente mundial. De hecho este año hay muchas personas que literalmente van a llorar por no poder venir este año", prosigue.

Por último, y es algo que se extrapola a todos sus compañeros, su vuelta a los escenarios será especial, pues la pandemia ha privado de muchos de ellos de exhibir todo lo que llevan dentro. "En el último año, desde que terminó el Festival de 2020 donde estrenamos 'Por cuatro reales', sólo he bailado dos veces, una en el ciclo de noviembre que hizo el Instituto Andaluz de Flamenco por el 10 aniversario de la denominación del Flamenco como Patrimonio de la Humanidad, y hace un mes en el Auditorio Nacional. Imagínate las ganas que tengo, creo que esto le está pasando a todos los compañeros, por eso estoy convencido de que este Festival va a dejar muchas sensaciones. Los artistas tenemos muchas cosas dentro, y va a ser una explosión artística". 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios