La previa del Consejo

Homenaje a otro de los grandes

  • La Compañía de Antonio Márquez regresa a Villamarta con un recuerdo a Antonio 'el bailarín' en el que se repasará la vida del artista, "desde que era pequeño hasta sus últimos días en el Ballet Nacional"

Los últimos coletazos del XIII Festival devuelven a uno de los nombres más significativos de éste, el de Antonio Márquez. El bailaor sevillano es un artista admirado y querido en Jerez, donde siempre ha contado con el mayoritario respaldo de aficionados y crítica.

Su apuesta esta vez será un homenaje a Antonio Ruiz Soler, 'Antonio 'el bailarín', un recorrido por la vida y obra de este gran bailaor con el que Márquez pretende colocarle donde se merece. "Todos los días deberíamos hacer homenajes a los grandes maestros, que son los que nos inspiran, de ahí el motivo de este espectáculo", añadió.

Antonio Márquez reconoció que su nueva creación, que fue estrenada el pasado enero en el Teatro Arriaga de Bilbao, "es un cuento, es la historia de Antonio a lo largo de dieciocho coreografías, desde que era pequeño hasta sus últimos días en el Ballet Nacional, donde pude coincidir con él".

Como de costumbre, el artista advirtió que su montaje discurrirá "por esa línea de danza clásica estilizada española que nadie quiere", amparándose en piezas musicales como 'El Puerto', 'Asturias' y 'Triana', todas de Isaac Albéniz, y con la colaboración del coreógrafo Paco Romero y el apoyo historiográfico de Eva Leiva.

La jornada del viernes continuará a partir de las siete de la tarde en la Sala Compañía, donde el bailaor de Alcalá, Jesús Aguilera, estrena espectáculo. 'Momentos Flamencos' es el montaje que trae al Festival este joven artista, que ayer evidenció una ilusión y unas ganas de triunfar a tener en cuenta. Aguilera admitió que "es un orgullo estar en Jerez" y explicó que su propuesta "consiste en flashes de diferentes palos con los que me encuentro más a gusto, las pasiones de mi vida llevadas al flamenco".

Entre las particularidades de su obra, el sevillano adelantó que "habrá bailes distintos como una saeta que voy a interpretar, por aquello de que soy un amante de la semana santa. Pero vamos, que para la espontaneidad también habrá espacio, no me gusta tenerlo todo montado".

Momentos Flamencos servirá también para que el joven bailaor homenajee a su abuelo, "el Niño Aguilera", fallecido hace escasamente nueve días. Con la emoción consumiendo sus palabras señaló que "ha sido un padre para mí y todo lo que soy lo soy gracias a él por eso quiero acordarme de él en esta obra". Asimismo, recalcó que su espectáculo está concebido "para que el público disfrute y sienta libremente lo que es el flamenco, sin argumento ni retórica alguna".

El cante correrá a cargo de la familia Amador, con Juan José, padre, y Juan José hijo, en el elenco. Además, el bailaor será arropado por la percusión de Antonio Montiel y la colaboración especial del guitarrista Pedro Sierra, una garantía en todos los sentidos.

Para cerrar el día habrá que ir hasta la bodega Los Apóstoles. Allí uno de Granada y otro de Wolverhampton, un guitarrista flamenco y un bajista, se darán la mano en una de las citas más esperadas de este Festival. La buena música estará asegurada, ya que junto a ambos artistas entrarán en escena Josemi Carmona (hijo de éste y ex componente del grupo Ketama), segunda guitarra, Carlos Carmona, tercera guitarra, y la percusión de Bandolero y Juan Carmona.

El flamenco y el jazz convivirán durante al menos hora y cuarto, no tendrán fronteras ni barreras culturales, sólo unidos por la música. Será a partir de las doce de la noche.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios