Festival de Jerez

20 años en cifras

  • Más de setecientos espectáculos conforman la programación del Festival de Jerez desde que arrancó en 1997 El Villamarta ha sido el eje sobre el que han girado hasta diez espacios

Comentarios 0

Desde que el 18 de abril de 1997 la Compañía Andaluza de Danza, que entonces dirigía María Pagés, levantó el telón oficial de lo que hoy conocemos como Festival de Jerez, muchos han sido los artistas y espectáculos que han pasado por los distintos escenarios del certamen. Con el Villamarta como epicentro, la organización, encabezada por Francisco López en primera instancia e Isamay Benavente en segundo lugar, fue moldeando el concepto ideado inicialmente hasta el punto consolidar a esta cita como una de las más importantes del calendario del baile, tanto a nivel flamenco como a nivel de danza española. 

 

Durante las veinte ediciones que ahora se cumplen, la Fundación Teatro Villamarta ha programado más de setecientos espectáculos, en espacios que van desde el propio teatro hasta la Mezquita del Alcázar, la Real Escuela de Arte Ecuestre, Sala Paúl, Palacio de Villavicencio, Sala Compañía, bodega San Ginés, Teatro de Guadalcacín o el Museo Taurino.

 

Los números están ahí y demuestran, en muchos casos, la evolución del Festival a todos los niveles. Uno de los ejemplos más concretos se da en los cursos, cuyo crecimiento ha sido brutal en estos veinte años. Así, de aquel primer curso impartido a alumnos del Centro Andaluz de Danza  con el que arrancó la muestra, se ha pasado a una media de más de cuarenta, siempre, al menos desde que empezó a ser conocido este Festival, con un nivel de ocupación alto. El crecimiento siempre ha sido ascendente, y salvo en 2001, cuando sólo se programaron 13 cursos (en 2000 había 16), en cada edición se han ido incrementando hasta llegar a los 42 que actualmente se realizan.  En total, hablamos de 600 cursos impartidos por los mejores artistas, desde grandes maestros hasta profesionales que han ido creciendo a la par que el propio Festival.

 

  Dentro de esas cifras resulta también curioso un dato, el de la procedencia de los cursillistas. Desde que arrancó la muestra y se ofrecieron cursos a alumnos del exterior bajo el formato actual, Japón ha tirado siempre del carro. El porcentaje alumnos nipones ha sido siempre superior al resto, al principio a los propios españoles y a partir del año 2002 a alemanes y franceses, que se han ido alternando este segundo lugar. En los últimos años, esa hegemonía está siendo amenazada claramente por Estados Unidos y Brasil que ha incrementado notablemente su presencia en cuanto a cursillistas.

 

En cuanto a medios de comunicación, de la docena que inicialmente acudieron a la llamada se ha ido pasando a una media de 68 acreditados, si bien es verdad que la oscilación en estos apartados, siempre según los balances del propio Festival, ha sido importante. El año que más medios se acreditaron para cubrir el certamen fue en 2007 cuando se llegó a los 120.  

 

El porcentaje de ocupación también ha ido oscilando en los últimos años, aunque su media siempre se ha mantenido por encima del 90%. Sólo en las primeras ediciones y en el año 2005 las cifras rondaron el ochenta por ciento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios