Juana la del Pipa y La Macanita cantaoras y ‘mujerez’

"Nos gusta estar en casa, viendo películas de amor y con el pijama"

  • Juana: "Creo que se está perdiendo un poco la pureza"

-¿Qué le ponen y qué le quitan al Festival de Jerez?

-(Juana) A ver como te lo digo corazón, lo veo bien pero creo que se está perdiendo un poco la pureza.

-(Tomasa) Ponerle, le pondría esa pureza que año tras año se está quedando en un lado y quitarle, igual no soy quién para decir lo que le tendría que quitar. Mejor me callo.

-¿Recuerdan el sitio más extraño en el que actuaron?

-(Juana) En el cortijo Santo Domingo, allí grabé un reportaje pa' por ahí.

-(Tomasa) En una cobacha, todo era muy chico y chocábamos unos con otros pá cantá.

-¿Quién tiene más compás Rajoy o Zapatero?

-(Juana) De eso estoy (risas)... Pondremos a Zapatero, ¿no?

-(Tomasa) Ninguno de los dos, porque ninguno de los dos dan nada.

-¿Qué palo da más palo?

-(Juana) La soleá, la soleá.

-(Tomasa) Me da palo que te abras con las personas y que después te den un día cal y otro arena.

-¿Qué les da más miedo los aviones o la crisis?

-(Juana) Los aviones, de la crisis salimos con una sopa de tomate...

-(Tomasa) Ninguna de las dos cosas, lo dejo ahí.

-¿Con quién se parten la camisa?

-(Juana) Eso es más grave. Me la partía con mi primo Terremoto, con Tío Borrico, con Manolo Caracol, Mojama, y tantos y tantos.

-(Tomasa) La camisa me la parto con cosas que me lleguen al alma, cosas que me emocionen y me motiven. Un cante bueno, un soniquete de guitarra bueno, un baile bueno...con eso me parto la camisa.

-Doctoras, ¿qué diagnóstico presenta el flamenco?

-(Juana) Cariño es que yo creo que hoy no se paran a pensar lo que es la palabra verdadera del flamenco. He tenido la gran suerte de vivirlo y era incapaz de levantar ni la vista en el año 60 en ese Madrid donde había 'monstruos'. Hoy la juventud no se para a pensar con respeto. No se puede decir flamenco pop o flamenco fusión. No, por favor. Yo todavía cuando me subo tiemblo entera porque tengo un gran respeto.

-(Tomasa) Se encuentra un poquito raro. La crisis no está afectando a los artistas. Yo creo que estamos destemplados y hay que medicarse y tomar alguna que otra pastillita para poder trabajar.

-Si hubiera Oscars en el mundo del flamenco o la danza, ¿quién debería haberlo recibido ya?

-(Juana) Hay muchos, vamos a dejarlo así.

-(Tomasa) Muchos que realmente no están y que ahora, una vez que se van, es cuando la gente le quieren dar premios.

-¿Quién da más el cante en el flamenco actual?

-(Juana) El flamenco fusión.

-(Tomasa) Hay muchos que todavía están ahí, como Juana, Dolores, como Jesús Méndez, que canta precioso, Terremotito, que desgraciadamente no está ya pero que ha dejado una discografía preciosa, y muchos más.

-¿Con quién les gustaría compartir escenario?

-(Juana) No se me ha quedado nadie porque desde que tengo uso de razón he estado con todos los monstruos.

-(Tomasa) A mí me gustaría hacer algo bonito con Rafael.

-¿Ustedes son más artista de Actimel que de oloroso? ¿Se cuidan?

-(Juana) Soy Actimel, cariño. Actimel por las mañanas (risas).

-(Tomasa) Me cuido un poquito, sobre todo mi gargantita, pero de Actimel no, una copa de oloroso viene de muerte y está mejor que el Actimel.

-¿Cómo se realizan en su ambiente doméstico? ¿A qué dedican el tiempo libre?

-(Juana) Soy hogareña, soy madre de siete hijos y me encanta mi bata, mi pijama, mi comida, mi lavadora... (risas).

-(Tomasa) A muchas cosas, a prepararme, a intentar motivarme, a buscar ropa y vestidos para mi trabajo, a estar con mi familia, a ver a la gente que quiero mucho y que veo poco, a leer, a verme una película de amor...

-¿De qué van por la vida?

-(Juana) De nada porque no soy nada. No soy nada.

-(Tomasa) Sobre todo soy persona, mujer, sincera y creo que buena gente.

-De no haber sido artista en esta vida, ¿qué habrían elegido?

-(Juana) No te sé decir porque no he tenido de opción de plantearme nada más.

-(Tomasa) Me hubiese gustado haber aprendido estética, y eso acompañarlo con estar más tiempo en mi casa, creo que sería una madre muy madraza, con mis hijosy con una gran casa grande que tuviera un patio de flores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios