Fórmula 1

Pirelli cede a las presiones de Red Bull y cambiará los neumáticos

  • El equipo de Vettel lleva quejándose de las gomas desde el inicio del Mundial por su excesiva degradación. Sus quejas han surtido efecto y habrá nuevos compuestos antes de Canadá.

Pirelli modificará antes del Gran Premio de Canadá los neumáticos que suministra a los equipos de Fórmula 1, después de las críticas recibidas en las últimas carreras, confirmó una portavoz de la casa fabricante. "Nunca tuvimos la intención de que hubiera carreras con cuatro paradas, así efectuaremos cambios en la construcción de las ruedas", citó la web de la revista especializada Autosport al jefe deportivo de Pirelli, Paul Hembery. Poco antes, el jefe de comercialización de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, había anunciado cambios en los compuestos. "Volveremos al tipo de neumático de la temporada pasada, que nos brindó carreras muy disputadas", dijo el británico, según publicó el Daily Express. "Las ruedas están mal y no son lo que esperábamos de Pirelli", añadió Ecclestone.

Las declaraciones de Ecclestone se suman a las fuertes críticas que Mercedes y, sobre todo, Red Bull, llevan haciendo a los neumáticos desde que arrancara el Mundial. De hecho, el equipo de Sebastian Vettel se ha embarcado en las últimas fechas en una dura campaña de presión para hacer que Pirelli modifique los compuestos. "La situación es muy difusa. Pirelli es una empresa capaz y por su propio bien debería hacer algo", dijo el jefe de Red Bull, Christian Horner, en declaraciones al rotativo alemán Sport Bild. Junto con Mercedes, el equipo de Vettel es el que más sufre con los neumáticos, que son aún más sensibles esta temporada. "Nuestras limitaciones en las últimas carreras no fueron ni el piloto ni el coche. Al contrario, tuvimos que acomodar nuestra velocidad a las ruedas", lamentó Horner.

Por su parte, el dueño de la escudería, Dietrich Mateschitz, criticó ya tras el último Gran Premio de España duramente los neumáticos de Pirelli, que considera que se degradan de forma excesiva. "Esto ya no tiene nada que ver con un deporte de carreras, es una competición sobre gestión de neumáticos", señaló el millonario austríaco, según publicó el Salzburger Nachrichten. "Las carreras deportivas de coches son diferentes. En estas condiciones no podemos utilizar el potencial de nuestros coches y pilotos", agregó. Mateschitz continuó su invectiva en el diario alemán Bild: "Conducir artificialmente más lento para llegar antes a la meta contradice todo lo que significa el deporte de las carreras".

Materschitz admitió sin embargo que en Barcelona su equipo había elegido una estrategia equivocada. "Además de que los tres primeros hicieron una gran carrera, nosotros seguimos la estrategia equivocada. Creímos que nos bastaban tres juegos de neumáticos y no fue el caso", reconoció. Los dos pilotos de Red Bull, Vettel y el australiano Mark Webber, se vieron obligados en Barcelona a realizar cuatro paradas en boxes en vez de las tres previstas debido a la excesiva degradación de las gomas. Triple campeón del mundo y líder de la clasificación en 2013, Vettel sólo pudo ser cuarto en España, donde se impuso Fernando Alonso a bordo de su Ferrari. Webber cruzó la meta en quinta posición.

Niki Lauda, jefe del Consejo de Vigilancia de Mercedes, se mostró igualmente enfadado. "No puede ser que el coche más rápido no gane", dijo el triple campeón mundial.

Pero otros equipos como Ferrari y Lotus consideran injusto el cambio en mitad de la temporada. "Nosotros lo hemos solucionado mejor. ¿Por qué se habría de cambiar algo?", se preguntó el piloto finlandés Kimi Raikkönen, de Lotus, tras finalizar segundo en Barcelona. "No sería justo", dijo su jefe de equipo, Eric Boullier. "Nosotros disponíamos del paquete más rápido para esa competición" subrayó por su parte Alonso tras su triunfo en el Gran Premio español.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios