Pasarela

Los Beckham: tú a Londres, yo a París

  • Debido a su nuevo fichaje, David se trasladará a vivir a la capital gala mientras su esposa y sus cuatro hijos se quedan en el Reino Unido. El motivo de esta separación es que los niños no cambien de colegio.

La familia Beckham tendrá que separarse por una temporada. Tras varias semanas rumoreándose sobre cual sería el club en el que aterrizaría David, hace unos días el futbolista era presentado como el nuevo fichaje del París Saint-Germain. El cabeza de familia, quien se ha mostrado muy relajado y contento por esta nueva aventura profesional, ha comentado que tanto Victoria como sus cuatro hijos se quedarán en Londres durante los cinco meses que dura su contrato. De modo que a Victoria le tocará hacer de mamá y papá por un tiempo... y por un bien común: el trabajo de David.

"Estoy muy emocionado. Esto es algo de lo que Victoria y yo hemos hablado durante mucho tiempo. Ella y mis hijos permanecerán en Londres, porque los niños van a la escuela ahora allí", señaló el astro inglés en la rueda de prensa de su presentación. El futbolista tiene previsto alojarse en un hotel en París, el mismo en el que se quedará su familia cuando vayan a visitarle. Además, David ha admitido que deberá practicar un poquito más su francés, ya que hace mucho que no lo habla. "¿Mi francés? No he hablado desde hace unos cuantos años, de hecho desde que estaba en la escuela, así que definitivamente voy a tener que ponerme a repasar", ha bromeado.

Aunque la familia no se separará en vano, será por una buena causa. Y es que David ha señalado que donará la integridad de su sueldo a una organización benéfica infantil de París, es decir un total de 3,5 millones de euros o lo que es lo mismo 177.000 euros a la semana.

"Quería venir a París porque es algo único. No voy a tener salario ya que he decidido que vaya todo a una organización benéfica para niños en Francia", ha explicado a la prensa el propio deportista, quien ha aclarado que todo ha sucedido muy rápido y que el fichaje se ha hecho efectivo la semana pasada, que es cuando fue presentado.

El clan Beckham, que hasta el momento había permanecido unido en sus numerosos viajes, hará a partir de ahora idas y venidas a la capital parisina. "Los niños y yo estamos increíblemente orgullosos de David, estamos detrás de él y estamos muy contentos con la idea de pasar un tiempo en familia en París", ha manifestado después Victoria en un comunicado.

Lo cierto es que la familia, papá y mamá Beckham y sus cuatro retoños, habían seguido a David adondequiera que estuviera su próximo club. En Nueva York, su último lugar de residencia antes de volver a Londres, estuvieron viviendo cinco años, lo que vino muy bien a Victoria para dar un empujón a su carrera en el mundo de la moda. En 2003 habían estado viviendo en España, en Madrid concretamente; pero nuestro país no le gustó nada a la ex-Spice, hasta el punto de afirmar en una ocasión que olía a "ajo".

Al parecer, los que no se adaptan a la vida en Europa, ya sea Londres o Madrid, son los hijos mayores de la pareja. Los pequeños comenzaron el colegio este curso en Londres, y fuentes cercanas han contado que el estrés de esta ciudad no está sentando nada bien a los niños, acostumbrados a la 'tranquilidad' de Los Ángeles, donde seguramente pasaban desapercibidos.

Aunque, como más de una vez ha señalado David, la última palabra sobre el país en el que vivan , la tiene siempre Victoria. Madre de cuatro hijos --Brooklyn (13), Romeo (10), Cruz (7) y Harper (1) -, Vicky compagina a la perfección su tarea como madre y como diseñadora. "No voy a mentir, estoy cansada, muy cansada, pero también soy muy feliz con mi vida", ha reconocido en su última entrevista en Elle. Obsesa de controlarlo todo en su trabajo, la diseñadora aprovecha que "Harper no duerme muy bien" para hacer "llamadas de negocios por Skype". A partir de ahora, que no estará tanto David, quizás tenga que echar mano en más ocasiones de las niñeras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios