Pasarela

Doña Cristina busca su sitio en Palacio

  • El Rey y su hermana coinciden por primera vez desde la sentencia del caso Nóos

Don Felipe y doña Letizia con sus hermanas al fondo. Don Felipe y doña Letizia con sus hermanas al fondo.

Don Felipe y doña Letizia con sus hermanas al fondo. / EFE

Era de esperar. Cuestión de tiempo. La infanta Cristina fue ayer el centro de todas las miradas en el funeral de su tía abuela Alicia de Borbón, que falleció a los 99 años en marzo. Se trataba de su vuelta a Palacio tras cuatro años de ausencia y también era una de las pocas veces en las que se le veía coincidir en público con su hermano, el rey Felipe, y su cuñada, doña Letizia. La ceremonia se celebró en la capilla del Palacio Real. La última vez en la que don Felipe y doña Cristina estuvieron juntos en un acto público fue el 12 de noviembre de 2015 en el funeral del infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias, hijo de doña Alicia, en el Monasterio de El Escorial.

Con su absolución en el caso Nóos como carta de presentación, la que fuera duquesa de Palma busca de nuevo un sitio en Palacio, donde ayer ocupó un lugar destacado junto al resto de su familia en el funeral de Alicia de Borbón. La ocasión era perfecta para que doña Cristina volviera a pisar el Palacio Real, sobre todo porque se trataba de un acto familiar y, por tanto, podría acudir sin la compañía de su esposo, Iñaki Urdangarín, condenado a seis años y tres meses de cárcel por prevaricación, fraude y dos delitos fiscales.Algunos observadores de la Casa Real no descartan que éste sea un primer paso que encamine a la hermana menor de don Felipe a retomar su vida social junto el resto de la familia, como solía ser habitual antes de verse implicada en la trama del caso Nóos. Es más, es muy posible que esta misma semana doña Cristina asista junto a alguno de sus hijos a la comunión de Sofía de Borbón, la hija menor de los Reyes, cuya celebración tendrá lugar en los jardines de Zarzuela. Ya acudió hace dos años con su hija Irene a la comunión de doña Leonor, si bien entonces se dijo que la invitación había llegado ante la insistencia de la reina Sofía.

No obstante, ayer la distancia entre los Reyes y la infanta seguía siendo notoria y evidente. Al menos ante las cámaras no hubo ningún acercamiento.

Vestida de negro, doña Cristina llegó a la capilla junto con su hermana, la infanta Elena, y varios minutos después lo hicieron los reyes Juan Carlos y Sofía y don Felipe y doña Letizia, también de luto.

Don Felipe y doña Letizia se colocaron bajo el dosel real, situado a la derecha del altar, y a continuación, en otros dos sillones, lo hicieron don Juan Carlos y doña Sofía.

En el primer banco del público se sentaron las infantas Elena y Cristina, junto a Pilar y Margarita, las hermanas de don Juan Carlos, y otros miembros de la familia Borbón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios