Las Familias Reales Europeas Los futuros reyes ‘tiran’ del carro

  • Los principales herederos a los tronos europeos superan la tasa de natalidad de sus países

Federico y Mery de Dinamarca tienen cuatro hijos en común.

Federico y Mery de Dinamarca tienen cuatro hijos en común.

“El tiempo se vuelve más valioso cuando se tienen hijos”. Mary Donaldson, María de Dinamarca desde 2004, valora así su maternidad. Ella, además de esposa del príncipe Federico, heredero al trono danés, es madre de dos niños (Cristian y Vicente) y dos niñas (Josefina e Isabel). Es decir, más del doble de la tasa de fertilidad del país que está destinada a reinar como consorte: 1,8 hijos por madre.

Este dato no es una excepción. Todo lo contrario. La mayoría de los herederos a los principales tronos europeos superan ampliamente la natalidad de las sociedades que están llamados a reinar. Probablemente su acomodada situación económica les permita mantener una alta fecundidad, algo que ha descendido notablemente en Europa en las últimas décadas y que sólo ha sido espoleado por la población inmigrante. Los expertos consideran que una tasa de 2,1 hijos garantiza el reemplazo generacional. La sociedad europea está lejos de esa cantidad (1,5), pero sus monarcas no. al superar con facilidad los 2,5 hijos por futura reina.

Haakon y Mette Marit de Noruega son padres de dos hijos. Haakon y Mette Marit de Noruega son padres de dos hijos.

Haakon y Mette Marit de Noruega son padres de dos hijos.

Cerca de los príncipes daneses, tanto geográficamente como en tasa de fertilidad, están Haakon y Mette-Marit, futuros reyes de Noruega. Ellos superan levemente la tasa de su nación: tienen dos hijos (Ingrid Alexandra y Sverre Magnus) y la media noruega es de 1,7. Sus vecinos suecos tendrán a Victoria y a Daniel como reyes en los próximos años. Ellos también han asegurado el futuro de la casa Bernadotte en el país escandinavo con Estela y Óscar. Un dúo que prácticamente empata con la realidad de Suecia, donde las parejas tienen a 1,9 hijos de media. Una de las medias europeas más altas.

Daniel y Victoria de Suecia son padres de dos hijos. Daniel y Victoria de Suecia son padres de dos hijos.

Daniel y Victoria de Suecia son padres de dos hijos.

Un poco más al sureste, entre Suiza y Austria, el príncipe Luis de Liechtenstein es otro ejemplo de cómo tirar del carro real de la fecundidad. Tiene un póquer de hijos (José Venceslao, María Carolina, Jorge y Nicolás). Es decir, bastante más del doble que los 37.000 habitantes del pequeño país centroeuropeo, que cifra su tasa de fecundidad en 1.6 hijos por mujer.

La misma estadística en Reino Unido es levemente superior, con 1,8 hijos. Ese país tiene una de las monarquías más conocidas del mundo. La reina Isabel II sigue en el trono a sus 93 años, privando así a su hijo Carlos, de 68 años, de ser rey. El primogénito del príncipe de Gales es Guillermo, duque de Cambridge. Él es el tercero en la línea de sucesión británica y tres son los hijos que tiene con Kate Middleton (Jorge, Carlota y Luis). Por tanto, también supera los guarismos de fertilidad de las británicas.

Guillermo y Kate tienen tres hijos, Jorge, Carlota y Luis. Guillermo y Kate tienen tres hijos, Jorge, Carlota y Luis.

Guillermo y Kate tienen tres hijos, Jorge, Carlota y Luis.

En el caso de España, el futuro ya es presente porque el rey Juan Carlos, que tiene tres descendientes, abdicó en favor de su hijo Felipe. Un monarca joven, con futuro y dos hijas (Leonor y Sofía). Él, junto a la reina Letizia, tira del carro de la natalidad española. Una de las más bajas del continente: 1,3.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios