Pasarela

El ocio de los balcones se impone en este aislamiento

  • Según los psicólogos, el confinamiento se lleva mejor con gestos como el de escuchar a otros desde la ventana

Vecinos aplauden desde el balcón de su casa a los sanitarios durante estos días de aislamiento social. Vecinos aplauden desde el balcón de su casa a los sanitarios durante estos días de aislamiento social.

Vecinos aplauden desde el balcón de su casa a los sanitarios durante estos días de aislamiento social. / Efe

En la crisis del covid-19 en España vamos evolucionando por detrás de Italia, aseguran los expertos, en cuanto al seguimiento de la pandemia. Mirar hacia el país vecino nos ayuda a comprender cómo ha evolucionado el coronavirus entre la población y cómo se han ido haciendo necesarias, poco a poco, las medidas de aislamiento social que hoy vivimos en España. Pero también desde el país alpino nos vienen enseñando en este momento de aislamiento social a comprender la importancia de la comunicación, de la empatía, de la sonrisa y el ingenio.

Ver esta publicación en Instagram

surprised us with his song “magnifico” 💘 Italia ti amiamo 🇮🇹 #BalconidItalia

Una publicación compartida de Chiara Ferragni ✨ (@chiaraferragni) el 15 Mar, 2020 a las 11:06 PDT

Desde Italia nos ha llegado el denominado 'ocio de los balcones' (lo conocimos cuando vimos el vídeo de Chiara Ferragni cantando y bailando en el balcón de su casa), que ahora imitamos en nuestro país desde nuestras ventanas y terrazas. Desde la entonación solemne del himno nacional y los aplausos a sanitarios y enfermos, a las canciones, primero improvisadas, ahora ya preparadas y con instrumentación incluida. Italia canta en las ventanas, desde ópera a canción ligera, pasando por música disco, en directo y en karaoke.

En España estamos todavía en los prolegómenos de este ocio de los balcones, pero ingenio no nos falta. Ya se han visto en algunas ciudades bingos intervecinales desde la ventana, vecinos que juegan al veo veo de un edificio al otro, policías que entretienen a los niños desde la calle con instrucciones musicales, y también, por supuesto, himnos y aplausos.

Estos pequeños grandes gestos, explica la psicóloga Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen, son muy importantes para mantener alejada la ansiedad que produce el confinamiento, para subir la moral de la población, así como para fomentar la solidaridad y la empatía en estos duros momentos. "El ocio es una antidepresivo natural, lo que contribuye a la estabilidad emocional", sostiene Conde, "Además, refuerza nuestra pertenencia de grupo, desde el vecindario a la nación, generando empatía y responsabilidad hacia todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios