polémica

600 días sin Escuela de Tauromaquia

  • Fundación Cultura Taurina no descarta una demanda contra el Ayuntamiento por "obstaculizar" la concesión administrativa para el uso de la plaza de toros portátil

Rafael Valenzuela, presidente de Fundación Cultura Taurina, y Benito Carral, presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos, junto a la plaza de toros portátil. Rafael Valenzuela, presidente de Fundación Cultura Taurina, y Benito Carral, presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos, junto a la plaza de toros portátil.

Rafael Valenzuela, presidente de Fundación Cultura Taurina, y Benito Carral, presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos, junto a la plaza de toros portátil. / MANUEL ARANDA

Comentarios 10

Cerca de dos años después de que la Escuela Municipal de Tauromaquia de Jerez quedase sin actividad al producirse el cierre de las instalaciones de la plaza de toros portátil de Chapín, la Asociación de Antiguos Alumnos de la mencionada escuela mantiene sus reclamaciones para llegar a una solución con el Ayuntamiento. Su objetivo no es otro que recuperar lo que consideran un patrimonio cultural, avalado en el caso de Jerez por una Escuela fundada en 1986 y que es la más antigua de Andalucía.

Desde la Asociación de Antiguos Alumnos de la Escuela Municipal de Tauromaquia, presidida por Benito Carral, recriminan que a día de hoy no han recibido todavía una explicación oficial del equipo de gobierno municipal, que en 2017 decidió retirar la subvención que recibía esta entidad.

Prácticamente desde entonces, los antiguos alumnos de la Escuela se viene reuniendo con el delegado de Dinamización Cultural, Francisco Camas y con el departamento de Patrimonio para obtener la concesión administrativa de las instalaciones de la Escuela Taurina.

La asociación entiende que hay dos argumentos de peso para lo que consideran la mejor solución. De un lado, destacan la relación histórica de la ciudad con el mundo taurino documentada desde el siglo XV y por otro, hacen mención a la ley 18/2013 para la regulación de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural y a algunos de sus artículos en los que se recoge que "la tauromaquia forma parte del patrimonio cultural digno de protección en todo el territorio nacional" y que "los poderes públicos garantizarán la conservación de la tauromaquia y promoverán su enriquecimiento".

La fórmula que se ha buscado para solicitar la concesión administrativa de las instalaciones municipales ha sido la creación de la Fundación Cultura Taurina, que preside Rafael Valenzuela, y que se constituyó ante notario en marzo de 2018. En septiembre de ese mismo año, esta nueva entidad se registró en la Junta de Andalucía, momento a partir del cual, según explica Valenzuela, tiene ya capacidad jurídica para poder firmar con el Ayuntamiento el convenio para gestionar las instalaciones.

En abril de este año, se registró en el Ayuntamiento la solicitud del convenio "con todos los requisitos exigidos por el departamento de Patrimonio" y un mes más tarde el Consistorio confirmó a la Fundación la presentación del convenio en Intervención para su visto bueno y concretar la firma del mismo.

No obstante, los días han ido transcurriendo con muy escasos resultados, por lo que el equipo jurídico de Fundación Cultura Taurina está elaborando una demanda judicial "por posible prevaricación por obstaculizar y no permitir que nos hagamos cargo de unas instalaciones taurinas cerradas sin justificación legal alguna", señala Valenzuela.

Mientras tanto la Asociación de Antiguos Alumnos y la Fundación han venido denunciando en las redes sociales la situación, "contando los días de cierre y prohibición de nuestra Escuela Taurina y sobre todo, detallando el ataque injustificado a nuestra cultura taurina".

Valenzuela no tiene dudas de que el cierre de la Escuela respondió no tanto a una cuestión económica como política. "Para el presupuesto municipal de 2017, el grupo municipal de Izquierda Unida proponía la eliminación de la Escuela Municipal de Tauromaquia y esta es la prueba del chantaje que ha admitido el PSOE para conseguir el apoyo de IU a aquellos presupuestos".

En este tiempo, la Fundación Cultura Taurina asegura que se han registrado cinco escritos en el Ayuntamiento solicitando una reunión con la alcaldesa Mamen Sánchez "sin recibir respuesta alguna y el teniente de alcaldesa José Antonio Díaz incluso nos ha bloqueado en la cuenta del Twitter donde le recordábamos diariamente el cierre de nuestra Escuela".

Sin embargo, Valenzuela también reconoce que el pasado 19 de este mes recibieron una llamada telefónica por parte del Ayuntamiento para informarles de que en breve serían recibidos por la alcaldesa "para dar solución a nuestras peticiones. Por mucho que le pese a algún sector político de la nueva izquierda, Jerez es ciudad del caballo, del flamenco, del vino, del motor y del toro", enfatiza el presidente de la Fundación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios