Jerez

Abandonan voluntariamente la vivienda que habían ocupado de manera ilegal

  • La Policía Local comprobó que los dueños no habían autorizado su uso por parte de otras personas

Un agente de la Policía Local realiza anotaciones. Un agente de la Policía Local realiza anotaciones.

Un agente de la Policía Local realiza anotaciones. / Manuel Aranda

La Policía Local ha logrado esta semana que varias personas que habían ocupado una vivienda de manera ilegal la abandonen de forma voluntaria tras comprobarse que sus legítimos propietarios no habían autorizado su uso por parte de terceros.

Los hechos ocurrieron cuando agentes que se encontraban efectuando un control de barriadas en la zona noroeste de la ciudad, fueron informados por varios vecinos de la ocupación ilegal de una vivienda en la zona; al parecer, los presuntos autores del hecho lograron acceder a la misma, supuestamente, a través de una de las ventanas del edificio forzando los barrotes de seguridad y, cambiando a su vez, el bombín de la cerradura principal.

Seguidamente los agentes contactaron con uno de los ocupantes a través de la ventana de la cocina, quien comunicó haber obtenido autorización para acceder al domicilio de una mujer que, a su vez, era familiar de uno de los propietarios del mismo, afirmación que fue negada por uno de los herederos de la vivienda, que tras ser informado de los acontecimientos por la Policía Local se personó de inmediato en el lugar manifestando no haber autorizado el acceso a la misma.

Dadas las circunstancias, los actuantes informaron a los ocupantes que tenían que dejar el inmueble, a lo cual accedieron, quedándose el heredero a cargo del mismo, al tiempo que fue informado de los pasos a seguir. Los efectivos del cuerpo comparecieron en las dependencias del Cuerpo Nacional de Policía donde se instruyó el correspondiente atestado, dando cuenta de los hechos relatados a la Autoridad Judicial competente.

Por otro lado, y siguiendo con las actuaciones más recientes de la Policía Local, entre los días 12 al 18 del presente mes de octubre la Dirección General de Tráfico promovió una nueva campaña, en todo el territorio nacional, de vigilancia y control de camiones, furgonetas y autobuses con el objetivo de la disminución de accidentes, en la que ha colaborado el Ayuntamiento a través de la Policía Local, con controles en diferentes puntos de la ciudad.

Los resultados de esta campaña han sido 206 vehículos controlados, con seis denunciados, cinco de ellos debido a deficiencias técnicas del vehículo y la otra por uso del teléfono móvil por parte del conductor.

Además, la Policía Local ha detenido a cinco personas por presuntos delitos contra la seguridad vial, todas ellas relacionadas con no estar en posesión del permiso de conducir por pérdida de puntos.

Entre otras actuaciones de la semana, la Policía Local ha intervenido dos tarjeta aparcamiento de persona con movilidad reducida por uso indebido de la misma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios