Jerez

Luz verde al arreglo del acerado en Tomás García Figueras y en las calles Pollo y Vicario

  • La actuación se enmarca dentro del PFEA 2019 y tiene un presupuesto de 154.000 euros

Imagen del acerado deteriorado en la avenida Tomás García Figueras. Imagen del acerado deteriorado en la avenida Tomás García Figueras.

Imagen del acerado deteriorado en la avenida Tomás García Figueras. / Manuel Aranda

La junta de gobierno local ha aprobado el proyecto de arreglo de acerados en la avenida Tomás García Figueras y en las céntricas calles Pollo y Vicario, incluido dentro del PFEA 2019, con un importe de 154.000 euros. Estas obras recibieron el informe favorable de la Comisión Municipal de Patrimonio Histórico este pasado mes de agosto. Esta actuación, según señala el teniente de alcaldesa de Urbanismo, Medio Ambiente e Infraestructuras, José Antonio Díaz, responde a las peticiones de colectivos vecinales del entorno de la avenida Tomás García Figueras, y también de la Asociación de Vecinos Cruz Vieja, del barrio de San Miguel, “la cual viene solicitando el arreglo de estas dos calles para mejorar la movilidad peatonal y posibilitar un tránsito rodado más fluido”. El proyecto se enmarca dentro del objetivo del Gobierno “de adecentar y hacer más habitable y accesible nuestros barrios y barriadas, con propuestas que incidan en la mejora del viario público, el mantenimiento y conservación de los equipamientos públicos, la modernización de los servicios, y, en el caso del centro histórico, la rehabilitación de nuestro patrimonio”.

En líneas generales, la actuación contempla obras de renovación de pavimento y bordillos del acerado del tramo de Tomás García Figueras comprendido entre las avenidas Reina Sofía y Maestro Álvarez Beigbeder; por su parte, en las calles Pollo y Vicario se prevén trabajos de mantenimiento del acerado sustituyendo el existente, que se encuentra deteriorado y presenta deficiencias, por uno nuevo de hormigón continuo.

El proyecto se completa con una serie de trabajos en el lado derecho del tramo final de la calle Vicario, entre calles Santa Clara y Guarnidos, en el cual se prevé levantar el bordillo para volverlo a colocar en la cota de dos centímetros sobre la rasante de la calzada.

Por otro lado, la junta de gobierno local ha aprobado dos nuevos proyectos de mejora destinados a la zona rural, en concreto a la barriada rural de La Corta y a la ELA de San Isidro del Guadalete.

En relación al primero, perteneciente al PFEA 2019, comprende un conjunto de actuaciones en las calles Godesias y Helechos así como en el centro de barrio, por un importe global de 83.803 euros.

También se ha aprobado el proyecto de ejecución de vestuarios adaptados a personas con discapacidad en las instalaciones deportivas de la ELA de San Isidro del Guadalete, perteneciente al Plan Invierte 2018, con un importe de 49.558 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios