Coronavirus en Jerez

Acoje critica que ninguna medida de ayuda se ha hecho aún efectiva

  • Tras un mes de los cierres, afirma que han sido “improvisadas y totalmente insuficientes”

  • La asociación aprovecha para preparar lo que será, aún sin fecha, la vuelta a una cierta actividad

Una mujer pasa por una calle céntrica sin ninguna actividad. Una mujer pasa por una calle céntrica sin ninguna actividad.

Una mujer pasa por una calle céntrica sin ninguna actividad. / PASCUAL

Transcurrido prácticamente un mes desde que se decretó el estado de alarma y entre otras consecuencias, el parón de la actividad comercial salvo los negocios de productos básicos, los comerciantes se enfrentan a una situación que ha ido derivando en más incertidumbre y desasosiego y también en decepción e indignación, según afirma la presidenta de la asociación Acoje, Nela García.

"Todos los sentimientos y sensaciones amargas y negativas sobre la situación de nuestras empresas, de los puestos de trabajo propios y de los que dependen de nosotros, y el sustento de nuestras familias están siendo muy difíciles de controlar y gestionar", asegura.

García comenta que habitualmente el mes de febrero, aunque el más corto del año, "era el que se nos hacía más eterno, pues suele ser el de menor facturación para el 98% de los comercios, la hostelería y las empresas de servicios. Era el periodo de transición entre la campaña de Navidad y la de primavera y los grandes eventos de la ciudad que en el año natural dan el pistoletazo de salida con el Festival de Jerez". Y precisamente cuando se acercaba ya una de las mejores fechas, el estado de alarma por el coronavirus dio al traste con todas las previsiones. "Marzo y abril quedan grabados en rojo en todas nuestras estadísticas, incluso en las de aquellos que están prestando servicio y mantienen actividad, y mayo se ve aún tan lejos y a la vez tímidamente esperanzador".

No sólo, según mantiene la presidenta de Acoje, la situación ha afectado a los negocios que forzosamente han tenido que cerrar sino que en los que mantienen la actividad también se ha observado "una caída brusca de ventas".

En este contexto, Acoje considera que se han anunciado desde las administraciones una serie de medidas en principio destinadas a paliar los perjuicios de la situación que califica de “atropelladas, improvisadas, confusas, enrevesadas y totalmente insuficientes. De ellas, algo más de un mes después aún no han sido efectivas para aquellos que hayan podido cumplir el 100% de los requisitos. Desde todos los niveles de las administraciones públicas nos llegan muchos titulares y anuncios de medidas, demasiadas, pero la realidad es muy diferente, aquí una vez más, y una detrás de otra nos sentimos decepcionados e indignados por cómo se nos utiliza y se desprecia el valor del autónomo y la pyme".

García entiende que se está ahora en un punto de inflexión y aboga por dar la vuelta a esta situación y "mostrar de nuevo nuestros mejores valores aplicados al trabajo y resurgir de nuestras empresas".

No obstante, reconoce, que no todos lo conseguirán. "Me duele en el alma pero es así o bien no todos querrán seguir dejándose la piel en los proyectos personales y profesionales que tenían en marcha, porque mantener pérdidas, acrecentar el nivel de endeudamiento y soportar las cargas fiscales y laborales soportando todo el riesgo, quitando tiempo a tu familia y con pérdidas continuadas, es algo que llega al límite de un sacrificio difícil de soportar".

Pese a ello, de cara a la reapertura, aún sin fecha y a la vuelta a una cierta actividad, "adaptada a los nuevos tiempos", Acoje está aprovechando este periodo para, según la situación de cada asociado, reactivar la formación en aspectos comerciales y elaborando una guía de buenas prácticas y recomendaciones para la adecuación de los locales con vistas a una reapertura segura tanto para el comerciante como para los clientes.

Además se ha intensificado el nivel de comunicación y difusión en apoyo a los comercios básicos que mantienen actividad, el servicio a domicilio y la venta telemática y "por supuesto campañas de promoción y fidelización para aquellos clientes que apoyan con sus compras al comercio local, al pequeño comercio, que es el verdadero artífice de cohesión social y dinamizador de la economía local".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios