Asociación de Diabéticos de Jerez (Adije) Más de dos años con la sede apuntalada

  • La casa, de titularidad municipal, se cedió a la asociación en 1988: "Nos comprometimos a mantener una sede, no a restaurar una casa en ruinas".

  • El Ayuntamiento les invita a retomar el diálogo porque "quizás podamos ofrecerles otro local que reúna las condiciones de su asociación".

La sala de la asociación apuntalada desde hace más de dos años. La sala de la asociación apuntalada desde hace más de dos años.

La sala de la asociación apuntalada desde hace más de dos años. / Manuel Aranda

La Asociación de Diabéticos de Jerez (Adije) alerta de que la sede corre "peligro". El Ayuntamiento cedió la casa al colectivo a finales de los años 80 y la entidad se comprometió a "mantenerla, no a restaurar una casa en ruinas". La presidenta de Adije, Mamen Colón, denuncia que "la situación de deterioro la venimos arrastrando desde 2015, pero es que desde hace dos años la sede está apuntalada por el Ayuntamiento y no se ha actuado". 

"Desde 2014 estamos remitiendo escritos al Ayuntamiento describiendo la situación crítica del inmueble. En 2016 se apuntaló y desde el gobierno local nos informaron que un perito haría un análisis de la casa. Pero hasta el día de hoy no sabemos nada de nada", critica Colón.

Adije tiene casi 160 familias asociadas y su actividad se centra principalmente en formar a los niños con Diabetes Tipo 1 y a sus padres. "Como comprenderás no podemos hacer ninguna actividad en esta casa, es un auténtico peligro. Arriba teníamos una ludoteca que está cerrada y con los puntales aquí, pues ya me dirás...", describe la presidenta, quien añade que en 2016 el Ayuntamiento les ofreció un local en Madre de Dios "de unos 15 metros cuadrados". "Es muy poco espacio para atender a nuestros socios y hacer nuestras actividades, no es un lugar adecuado". 

"Con las cuotas de los socios tenemos que alquilar sitios para los talleres y formaciones, y además, pagar los gastos de la sede de la calle Honsario. Tenemos muchos voluntarios, como psicólogos y podólogos, que estarían dispuestos a participar en nuestra asociación pero no tenemos un sitio para ellos", señala Colón.

La junta de Adije pide al Ayuntamiento "que si no puede arreglar esta casa, nos facilite un sitio acorde a las necesidades de nuestras familias". "Antes de que entrara este gobierno en el Ayuntamiento nos reunimos con ellos y les expusimos nuestra situación. De todas las promesas, ninguna se ha cumplido. Lo último que nos dijeron hace dos años es que estaban buscando locales, pero creo que en todo este tiempo les ha tenido que dar tiempo a encontrarlo. Eso o que no han trabajado nada en este asunto", denuncia Colón. 

La teniente de alcaldesa de Acción Social, Carmen Collado, lamenta la "falta de comunicación" porque "creía que tenían ya otro local alquilado". "El último contacto que tuve con ellos fue hace más de dos años y es cierto que apuntalamos la vivienda para evitar el peligro. Pero es una vivienda que se cedió con la responsabilidad de la entidad en su mantenimiento", declara la delegada.

"La obra era muy costosa en su momento y no se podía asumir. Les dijimos que buscaríamos otro local pero me llegó que habían alquilado y no hubo más contacto", informa Collado. "Soy una persona abierta que además reconoce el magnífico trabajo que hace Adije. Espero que podamos retomar el diálogo porque ahora quizás podamos ofrecerles un local que reúna las condiciones para su asociación". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios