Jerez

Agentes de la Policía Nacional desalojan un viejo palacete en la calle Corredera

  • Medio centenar de personas han sido sacadas del inmueble en los últimos 3 días

Un amplio contingente de agentes del Cuerpo Nacional de Policía concluyeron anoche las tareas de desalojo de un antiguo palacete de la calle Corredera que había sido ocupado por numerosas personas. Testigos presenciales cifraron en medio centenar los ocupantes que fueron sacados del edificio, el cual en tiempos del Franquismo albergó a la OJE, siglas de la Organización Juvenil Española.

Según pudo saber este medio, las tareas se han prolongado durante tres días después de que el propietario de este edificio deshabitado presentara hace meses la correspondiente denuncia ante el Juzgado de Guardia. Finalmente la orden de desalojo fue cursada y los agentes del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a expulsar a los ocupantes. Dicha labor se fue haciendo eterna ya que una vez vaciado de 'okupas' el inmueble volvía a llenarse de ellos. Es más, anoche mismo ya había personas que se habían introducido en el mismo. Entre ellos, aseguraron a este medio viandantes que pasaban por allí, había miembros del movimiento 15-M así como indigentes. Según indicaron a este medio fuentes policiales, "hasta que el edificio no sea tapiado el problema persistirá".

Al realizarse el desalojo en varios días, los agentes ya tuvieron que hacer notar a los ocupantes que estaban incurriendo en un presunto delito de desobediencia que les podía costar ser detenidos y trasladados a la comisaría de la plaza del Arroyo. De otro lado, y según pudo saber este periódico, hace un año y medio ya se llevó a cabo otro desalojo masivo, si bien en aquella ocasión quienes se mantenían dentro eran jóvenes de estática 'punk' que actuaban por las calles del centro de la ciudad.

De otro lado, y aunque la operación fue llevada a cabo por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, cabe destacar que agentes de la Policía Local de la ciudad han realizado numerosos informes respecto a la ocupación de este céntrico edificio ante las denuncias realizadas por los vecinos de las zonas colindantes.

Los ocupantes mantenían dentro del edificio diversos enseres, tales como sofás llevados de manera ex profesa hasta el inmueble en cuestión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios