Jerez

Alba Pacheco pasa a planta y evoluciona favorablemente tras ser operada el lunes

La joven la pasada semana cuando fue trasladada a Cádiz. La joven la pasada semana cuando fue trasladada a Cádiz.

La joven la pasada semana cuando fue trasladada a Cádiz.

La joven Alba Pacheco evoluciona favorablemente tras ser operada el pasado lunes de sus problemas de espalda en la clínica San Rafael de Cádiz. Una gran noticia para la familia de una joven que ha estado postrada casi dos años en una cama y cuatro meses ingresada en el hospital de Jerez, donde cumplió sus 18 años. Así lo confirmó ayer la tía de su madre en una reunión con vecinos de La Barca, donde acudió para informar de las actividades benéficas que está realizando la familia. A pesar de que el doctor Mario Velarse la ha operado gratuitamente, la familia debe hacer frente a los costes de material y del ingreso hospitalario. La tía de Alba explicó ayer que el doctor Velarde diagnosticó que la joven padecía cola de caballo y que era operable, en contra de las opiniones que le habían dado en el SAS. Por ello, la familia, por indicación del cirujano, llamó a un forense que realizó un informe paralelo que coincidió con el de Velarde. Fue por ello por lo que Alba ha sido intervenida este lunes de cuatro dolencias: escoliosis, rotación de las vértebras de la zona lumbar, médula anclada y cola de caballo. Todo en una sola operación que se prolongó durante unas cinco horas.

Afortunadamente, según confirmó ayer su tía, "después cuarenta y ocho horas en UCI, Alba comenzó a mejorar, notó cosquilleos en el pie y luego lo movió". De hecho, la joven, invidente de nacimiento, le ha dicho a sus familiares con mucha alegría que "está tan harta de estar acostada que cuando se levante no se va a tender más". De momento, permanece en planta acompañada de su familia directa, que prefiere no hacer declaraciones a la espera de que Alba se recupere.

A pesar de que la evolución está siendo favorable, porque "ella es muy positiva", lo cierto es que "lo está pasando muy mal ya que ha estado cuatro meses con morfina para calmar sus fuertes calambres y eso pasa factura". "Se le paró el esfínter y el sistema urinario y desengancharse de la morfina no es fácil. Además, los dolores de la operación no pasan en dos días", confirmó ayer su tía ante los vecinos de La Barca, detallando que la joven ha recibido "varias transfusiones tras la operación y tiene vómitos". Aun así, Alba está muy contenta y "ha llamado a sus amigos Martín de Torrecera y Manolo de Guadalcacín para expresarles su alegría y ganas de vivir continuamente. El médico dice que él no ha estado sólo que ha contado con la especial fuerza de esta increíble vida que habita en Alba".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios