Educación

Reclaman el cambio de colegio de una alumna de Jerez por sufrir acoso escolar

  • La niña, de 9 años, ha confesado a la madre y a los médicos que ha barajado suicidarse

Comentarios 2

Una alumna de 3º de Primaria de un centro público de Jerez lleva sin acudir a clase desde el 20 de febrero porque, según asegura, sufre acoso escolar por parte de compañeros de su clase. Según su madre, la niña, de nueve años, viene padeciendo esta situación desde que tenía cuatro años, pero este curso se ha agravado hasta el extremo de no querer la niña ni pasar por delante del colegio. La madre ha solicitado el traslado de su hija a otro colegio, pero no obtiene de momento el visto bueno de la Delegación Provincial de Educación.

Asegura su madre que el acoso es consecuencia de la actitud de una compañera que se mofa de su hija y que alienta a un grupo de alumnos y alumnas para que hagan lo mismo. La situación ha llegado a tal extremo que la hija le ha confesado a su madre y al pediatra que la atiende que ha pensado hasta en quitarse la vida.

“Al ver la evolución de mi hija y sobre todo cuando me dijo que se había planteado suicidarse, acudimos a Pediatría, y de allí nos derivaron al departamento de Psiquiatría del hospital, donde hicieron un informe sobre el estado de mi hija. Estamos pasando por un calvario tremendo, hasta el extremo de que mi hija no quiere salir de casa porque en el bloque viven compañeros del colegio y cuando la ven le preguntan qué le pasa y cuándo va a volver”, señala la madre, que no quiere que se haga pública su identidad ni la de su hija, como tampoco el nombre del colegio “para no causarle perjuicio alguno”, aunque indica que el centro escolar se ubica por la zona del hospital. “He hablado con la familia de la otra niña, la que le hace la vida imposible a mi hija, pero no ha servido de nada porque al día siguiente la niña le dijo a mi hija que por su culpa la van a llevar a un colegio interna. Le llama mentirosa, le insulta... Mi hija ha pasado de tener migraña a cefalea porque no puede con esta situación”.

La madre tiene tutorías todos los años para tratar la situación de su hija pero se topa con la postura del colegio de mantener que no se aprecia una situación de acoso escolar.

Trasladó la situación, como es lógico, a la Delegación Provincial de Educación, que del mismo modo pidió un informe al colegio. La situación no cambia porque el colegio mantiene que no hay acoso, que nunca ha habido peleas físicas entre ellas ni por supuesto palizas.

“He llamado al Teléfono Nacional de Acoso Escolar y tras explicarles la situación me dicen que se trata de un acoso psicológico, no físico, pero matizan que los acosos psicológicos también son considerados casos de acoso escolar”, señala la madre.Ha pedido a Educación el traslado de su hija a otro colegio donde, según ha constatado, hay una plaza libre hasta final de curso, “pero después de tres meses de espera no tengo respuesta”.

La madre, que hace más de un mes pidió reunirse con el delegado provincial de Educación y no ha obtenido respuesta de momento, recurrió también a la Asociación de Familias Solidarias para el Desarrollo, que ha intermediado en casos similares. Su presidente, Juan Molino, explica que “se pide un cambio de centro en función del sufrimiento que está padeciendo la niña, sufrimiento constatado por informes facultativos. Cuando una niña de esa edad dice que prefiere suicidarse antes que volver a ese colegio, porque así se lo ha dicho a los profesionales de la medicina que la han atendido, algo grave está pasando”. Juan Molino pregunta “dónde está el interés superior del menor, cuando hay informes psicológicos que apuntan a la necesidad de un cambio de colegio y no se aprueba la medida”.

La joven está en casa con profesores particulares “pero me da la impresión de que ya ha perdido el curso y que tendrá que repetir el año que viene, lo que agravaría el problema si no la mandan a otro colegio, porque estaría en el colegio con los que la acosan y encima en un curso inferior”, señala la madre.

La Delegación Provincial de Educación explica que tras recibir la denuncia de acoso escolar se abrió un protocolo, pero que no se pudo cerrar de manera fehaciente porque la alumna acude al centro “de manera intermitente”, lo que se ha comunicado a la Comisión de Absentismo Escolar.

Educación insiste en que el colegio “dice que no hay acoso escolar” en el caso de esa alumna y desvela que el inspector encargado del caso se ha reunido con la madre y que ésta ha acabado reconociendo que no ha habido acoso escolar pero que lo que ellos quieren es un cambio de centro para la niña.

Según Educación, se le ha hecho ver que ante esa petición el procedimiento es diferente al camino emprendido, que tiene que tramitar la solicitud de cambio de centro y que una vez estudiada se le contestará de manera afirmativa o negativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios