Jerez

Ambiente motero, pero controlado

  • La explanada de los cacharritos de la Feria, la avenida Álvaro Domecq y Lola Flores fueron los principales enclaves para la noche del sábado · El dispositivo policial garantizó el equilibrio entre el ocio y la seguridad

"Esto es mejor. Te puedes traer tu bebida y escuchas buena música”, destacaba Cristina, una joven motera que pasó la noche del sábado en la explana de los cacharritos. Lo cierto es que los conciertos programados por el Ayuntamiento para el fin de semana del Gran Premio fueron los puntos claves de encuentro para la noche de la ‘movida’ del Mundial. El ambiente que se creó en las inmediaciones del parque González Hontoria puso el punto y final a las noches de estos días moteros. Pero también hay que mencionar los conciertos que se celebraron en Ifeca, que a pesar de empezar a la misma hora que los de la explanada de la Feria, también tuvo su atractivo para muchos amantes de la buena música. “No me esperaba que hubiera tanta gente aquí. Además, el tema de la acústica está muy bien para ser un concierto al aire libre”, comentó Carlos, un motero valenciano que ha pasado el fin de semana en la ciudad. Y no era para menos, grupos como Melocos y Los Delinqüentes (en Ifeca) y cantantes como Rebeca, Iván Ferreiro y Calamaro, completaban un cartel difícil de olvidar para el fin de semana. En este sentido, a pesar de que muchos aficionados decidieron quedarse en los camping del circuito, fueron cientos los que apostaron por la ciudad para disfrutar de la madrugada jerezana.

Con un amplio dispositivo de seguridad, pocos moteros se atrevieron a quemar rueda por Jerez. “La avenida Lola Flores ha estado muy bien de público, pero sobre todo ha estado muy bien controlada por los policías. De hecho, no estaría mal que para los fines de semana del resto del año contemos con algo más de presencia policial”, destacó ayer Alfredo Carrasco Benítez, propietario de Alfredo Café Copas, quien además apuntó que “se han cumplido todas nuestras expectativas del fin de semana. Desde las cuatro de la tarde hasta bien entrada la madrugada no han parado de venir personas. Hasta decir que hemos podido duplicar las ventas que hacemos en un buen fin de semana”. Este fue sin duda otro de los enclaves con más afluencia de público que, en comparación con la pasada edición, ha disfrutado de un ambiente motero “con el que soñábamos”, recalcó Carrasco. Junto con la avenida Álvaro Domecq, que también congregó a un buen público, pueden considerarse las ‘movidas’ de esta fiesta del motor. Ahora toca el momento de hacer balances y comenzar a contar los días para disfrutar del próximo Gran Premio de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios