Jerez

El ‘aparcamiento’ de la discordia

  • El propietario de un solar en la calle Rendona ha colocado una cubeta para que nadie vuelva a aparcar en su propiedad 

Imagen de la cubeta en el solar de la calle Rendona con bolsas de basura en su interior. Imagen de la cubeta en el solar de la calle Rendona con bolsas de basura en su interior.

Imagen de la cubeta en el solar de la calle Rendona con bolsas de basura en su interior. / Pascual

La presencia de una cuba para escombros en uno de los solares de la céntrica calle Rendona está acabando con la paciencia de los vecinos. Algunos de ellos se quejan de que desde hace casi un mes, la cubeta está provocando malos olores y suciedad en la zona. Según explican, algunas personas depositan a diario bolsas de basura dentro de la misma, en lugar de en los puntos de recogida establecidos. Además, el viento mueve al suelo los escombros que contiene, provocando una mala imagen. “Esto es una vergüenza. La suciedad de la cuba hace que la calle esté siempre sucia”, comenta uno de los vecinos a este medio. 

El propietario de la cuba es el mismo que el del solar en el que se encuentra situada. La colocación de la misma ha sido una medida para evitar que continúen aparcando coches en su propiedad. Los cuatro vecinos que estacionaban sus vehículos en el solar llevaban más de seis años haciéndolo sin tener que dar aportación económica alguna. “Yo tenía que pagar el vado, los impuestos... y no les pedía nada”, asegura el propietario.

El terreno se encontraba en malas condiciones por lo que desde Urbanismo aconsejaron al dueño que lo arreglase. Para ello decidió pedir una mensualidad de 50 euros a los vecinos que aparcaban ahí, dinero que le permitiese llevar a cabo las obras pertinentes. Según explica el propietario, los residentes tan solo pagaron el primer mes, negándose a hacerlo el segundo. Este hecho ha sido el detonante de la colocación de la cubeta. “Había que seguir pagando los impuestos, los albañiles, la cancela... por lo menos que paguen algo. Que por no hacer, no han quitado ni la hierba que ha ido creciendo”, expone.

El propietario afirma que se trata de una medida provisional hasta que pueda colocar una cancela para cerrar el solar.“Ya la tengo casi acabada, solo faltan los permisos del Ayuntamiento”, comenta. Por si fuese poco, asegura que ha encontrado el muro con el que pretendía cerrar el solar caído. “Yo no sé quién ha sido, lo que sé es que ya no van a entrar”, afirma.

Uno de los vecinos expone que no piden que el propietario les vuelva a permitir estacionar, sino que retire la cuba de escombros para así acabar con la suciedad que está provocando y que está creando malos olores, dando, además, “una imagen lamentable a una zona céntrica por la que pasan muchos turistas”.

Por su parte, el propietario del solar explica que él no es el responsable de que tiren bolsas de basura en la cuba y que los restos que se hayan dentro de la misma son de haber limpiado el solar, con el objetivo de arreglar el mismo, encontrándose, además, en el interior de su propiedad.

Así, para el dueño del solar la colocación de la cubeta ha sido una medida necesaria ante los malos entendimientos que se han sucedido, afirmando que ya no quiere “compromiso alguno” con los vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios