Jerez

Asaja-Cádiz refrenda su apuesta por los cultivos tradicionales y emergentes

  • Más de 200 agricultores conocen en una jornada sobre el cereal los ensayos con producciones alternativas en la zona

Una de las visitas programadas en las jornadas para conocer distintos ensayos con cultivos que se realizan en la zona. Una de las visitas programadas en las jornadas para conocer distintos ensayos con cultivos que se realizan en la zona.

Una de las visitas programadas en las jornadas para conocer distintos ensayos con cultivos que se realizan en la zona.

Los cereales siguen teniendo mucho tirón entre los agricultores de la provincia y, prueba de ello, es la gran participación en las jornadas cerealistas organizadas esta semana por Asaja-Cádiz, cita en la que los más de 200 asistentes han tenido oportunidad de conocer de primera mano distintos ensayos tanto de cultivos tradicionales como de otros innovadores.

Entre estos últimos figuran la quinoa, el tomate y la pipa blanca, cultivos emergentes que constituyen una de las principales alternativas para el campo andaluz y de cuya evolución dieron cuenta responsables de la empresa Algosur en Lebrija, hasta donde se trasladaron los agricultores tras la ruta programada en las jornadas por las cooperativas cerealistas de Villamartín, Conil y la jerezana San Dionisio.

De vuelta a Jerez, el recorrido prosiguió por las instalaciones del Rancho de la Merced, en las que los técnicos del Ifapa (Instituto de Formación Agraria y Pesquera de Andalucía) presentaron las conclusiones de los ensayos que realizan con semillas de trigo. En la misma finca ubicada en la carretera de Trebujena presenciaron igualmente el desarrollo de guisantes y garbanzos, cultivos que permiten fijar el nitrógeno en el suelo.

Por último, los más de 200 agricultores se trasladaron a la cooperativa de San Dionisio, donde el presidente de Asaja-Cádiz, Pedro Gallardo, informó a los presentes sobre la situación actual del mercado del cereal en el ámbito mundial, europeo y español. Un concienzudo análisis del que los asistentes tomaron buena nota para sus propias explotaciones.

Gallardo expuso la necesidad de contar con una ayuda acoplada para el trigo duro, principal cereal en la provincia, como la que disfrutan otros países de la UE, al tiempo que aconsejó a los agricultores que no entreguen sus producciones a empresas que "especulan" con el cultivo o a la industria que presiona a la baja, y lo almacenen en las cooperativas, clasificándolas por su calidad, hasta que haya mejores precios.

La clausura de la jornada corrió a cargo del delegado Territorial de Agricultura, José Manuel Miranda, quien aludió a "la importancia económica del cereal y de los cultivos emergentes en una provincia con una buena situación geoestratégica desde el punto de vista ambiental y comercial".

Tras destacar el esfuerzo que realizan las cooperativas, el responsable autonómico recordó a los agricultores "la capacidad innovadora del sector y que esta Consejería -incluyendo la labor investigadora del IFAPA- está a su disposición para que puedan aprovechar los recursos disponibles en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios