Jerez

Aspirantes a ocupar el 46

  • La segregación de Tesorillo da esperanzas a La Barca y Torrecera para pelear por la independencia

Roque Valenzuela, ex alcalde de La Barca, en marzo de 2002 cuando la pedanía celebró un referéndum sobre la posibilidad de iniciar su segregación. Roque Valenzuela, ex alcalde de La Barca, en marzo de 2002 cuando la pedanía celebró un referéndum sobre la posibilidad de iniciar su segregación.

Roque Valenzuela, ex alcalde de La Barca, en marzo de 2002 cuando la pedanía celebró un referéndum sobre la posibilidad de iniciar su segregación. / pascual

El Consejo de Gobierno de la Junta ha dado este martes luz verde a la creación de ocho nuevos municipios por segregación de sus términos municipales matrices. Uno de los núcleos beneficiados ha sido San Martín del Tesorillo, que se ha convertido en el municipio número 45 de la provincia de Cádiz. Por ello, la decisión que ha servido para devolver la "esperanza" a las entidades locales autónomas (ELA) de La Barca y Torrecera, que llevan años luchando por su independencia.

El alcalde de La Barca, Alejandro López, reconocía ayer la "alegría" de que se segregue un municipio a pesar de que "decían, en su momento, que no se iban a segregar más ELA". "Ver que hay un nuevo municipio abre la esperanza a que sigamos luchando por la segregación", aseguró. En este sentido, adelantó que desde el Ayuntamiento pedáneo "vamos a seguir peleándola, a ver qué pasa con la nuestra. Eso sí, esperemos que esté todo el mundo del lado de la segregación porque, en su momento, cuando el acuerdo de pleno hubo partidos que no la apoyaron". López justificó la necesidad de que La Barca se independice al tener cerca de 5.000 habitantes y estar ubicada a 20 kilómetros de Jerez. "Prestamos todos los servicios, tenemos centro de salud, gasolinera, colegios... Nos faltaría policía propia y una delegación de Urbanismo, es muy poco el gasto para los ingresos", recalcó. Así, insistió en que "vamos a seguir luchando por esa segregación para que La Barca algún día se convierta en municipio y podamos tener esas cosas que ahora no podemos tener al depender de Jerez".

Critican que el gobierno local de Jerez no fuese tajante en su apoyo a la segregación de sus ELA

En la misma línea, el alcalde de Torrecera, Manuel Bertolet, destacó ayer también su "alegría" al comprobar que "nuevamente el sentido común y la razón va marcando un camino lejos de las últimas tendencias que hablaban de la unión de municipios y cuestionaban las segregaciones". Para este responsable pedáneo "no estamos hablando de una nueva creación, sino de darles la mayoría de edad a entidades locales que ya lo eran y que de esta forma adquieren la plena mayoría de edad y adquieren todas las herramientas para poder darle servicio a los ciudadanos como cualquier otro municipio y con las mismas garantías". Para Bertolet no hay duda de que los habitantes de los ocho nuevos municipios verán a partir de ahora "cómo el nivel de servicios se incrementa y la calidad de los mismos también, porque es una medida a la que llegamos las entidades locales hartas de no recibir lo que por ley pertenece. No hay otra historia".

En el caso de Jerez, el alcalde de Torrecera cree que hay "una herida aún abierta" desde que San José del Valle lograra en 1995 su independencia. "Aquello se planteó como una agresión al municipio y no es más que es un tópico. Dijeron 'es que nos han quitado término", cuando el único propietario que hay del territorio es el ciudadano con escrituras en propiedad". "Igual que se hizo una ley de grandes ciudades para acercar la administración y hacerla más ágil y eficiente hacia el ciudadano, esto es lo mismo, la mayoría de edad de estos núcleos es lo que se reconoce por la Junta con esta nueva hornada de municipios. Es el reconocimiento al papel que desempeñan en el territorio y a la necesidad de que existan para garantizar un servicio al ciudadano", ahondó el responsable pedáneo.

Por estos motivos, lamentó que los últimos expedientes de segregación iniciados por La Barca -que ya presentó otro en 2002 que fue rechazado por la Junta en 2007- y Torrecera "hayan quedado en la cuneta por aquella ley de racionalización del PP de 2013 que establecía un mínimo de 5.000 habitantes para plantear la creación de un municipios, y no llegamos ninguno de los dos". De hecho, Bertolet confió ayer en que el Gobierno de Pedro Sánchez "tumbe" ahora esa ley porque la creación de un municipio "no debe estar sometida a determinados patrones". "La creación de un municipio debe centrarse en la singularidad del pueblo. Un municipio al que ya le cuesta prestar un servicio decente su casco como le pasa a Jerez, imaginad a más de 24 kilómetros que está Torrecera", añadió. Bertolet recalcó que la única forma de realizar en su entidad local autónoma una prestación de servicios "eficiente" es "con los que estamos ya aquí y con los recursos adecuados". "Esperemos que la sensatez y el sentido común imperen. Habrá sitios en los que habrá que recortar y en otros habrá que crear, tengamos esa madurez de mirar la singularidad de cada pueblo respetando a los ciudadanos", destacó.

Por último, Bertolet lamentó que los expedientes de segregación iniciados por La Barca y Torrecera -con el apoyo de PP e IU y la abstención de Foro Ciudadano y PSOE en el pleno de 2014 del Ayuntamiento de Jerez- hayan quedado en papel mojado. "El pronunciamiento del Ayuntamiento de Jerez y la literatura del acuerdo que adoptó no fue claro, por ello la Junta de Andalucía terminó archivando aquellos expedientes. La única posibilidad es iniciarlos de nuevo, una vez que se quite el tope de los 5.000 habitantes", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios