Jerez

La Audiencia Provincial fija el 'juicio de la motosierra' para septiembre

  • Una reyerta en la zona del MOPU acabó con un hombre eviscerado en la vía pública

La Sección Octava de la Audiencia Provincial de Cádiz, con sede en la avenida Álvaro Domecq de Jerez, albergará los días 21 y 22 de septiembre un juicio por unos sucesos especialmente graves acaecidos en Jerez hace ahora año y medio. Golpes de azada sobre cabezas y hasta ataques con motosierra fueron el resultado final de una reyerta especialmente sangrienta en la zona de la barriada conocida como el MOPU o La Constitución en la que, incluso, hubo paquetes intestinales que salieron de su habitáculo abdominal. Tal como suena. Sucedió después de que una de las víctimas fuera atacada al parecer con un cuchillo.

La Fiscalía solicitará en este caso la imposición de una serie de condenas que sumarían un total de 42 años de prisión en caso de que fueran concedidas por los magistrados de la Audiencia Provincial. Cabe destacar que en este caso en concreto hay seis personas acusadas de participar en la misma.

Los hechos acaecieron en Jerez el 1 de noviembre de 2014. Fue en la avenida de la Libertad y en la misma un hombre sufrió gravísimas heridas al ser eviscerado (sus órganos internos abdominales quedaron literalmente al aire) de una cuchillada.

Tal y como ya publicara este medio y según describe en su escrito de acusación el Ministerio Fiscal, "sobre las 8,30 horas del 1 de noviembre de 2014 y a raíz de un enfrentamiento que la noche anterior había tenido uno de los hermanos S. D. con el procesado José Manuel A. O., los procesados Antonio S. C y sus hijos Antonio Jonatán y Ezequiel S. D. se personaron en la avenida de La Libertad", donde tiene su domicilio la familia del hombre con el que había tenido el enfrentamiento. Para la fiscal que acusa en este caso, "tenían la intención común de agredir a José Manuel A. O. y sus familiares (...) y con tal fin fueron provistos de una motosierra, un bate de béisbol y una azada, y comenzaron una pelea entre ellos y José Manuel A. O. y Manuel A. C., los cuales al ver la intención de los contendientes llevaban consigo cuchillos de cocina de los que se desconocen las características, agrediéndose entre sí con las armas que llevaban, si bien los miembros de la familia A. consiguieron quitar la motosierra al procesado Antonio S. C. antes de que pudiera hacer uso de la misma".

La 'lista de bajas' fue la siguiente: José Manuel A. O. fue golpeado en repetidas ocasiones por los miembros de la familia S. con la ayuda de una azada (al parecer) y con un bate. Dicho ataque provocó que sufriera heridas en el cráneo con hematoma epidural, además de en una pierna y en la cara. Cabe destacar que la pierna acabó fracturada.

Los tratamientos clínicos del ataque fueron especialmente delicados pues además de los habituales puntos hubo que hacer uso de técnicas de Neurocirugía "para disminuir la presión intracraneal y minimizar los riesgos ya que la fractura, sin tales tratamientos, podría haberle provocado el fallecimiento".

Si algo ha quedado claro en este caso es que las partes han deseado que el caso quede olvidado. Que se trató de un enfrentamiento que ambas familias consideran superado. Pero resulta que en estos asuntos la Justicia, como es sabido, actúa de oficio. Y es que las acusaciones señalan que lo que acaeció aquel día de noviembre fue un intento de homicidio, un delito suficientemente grave para que sea perseguido sin que haya denuncia de 'parte'.

Tanto es así que el herido se negó incluso a ser examinado por un forense, así como que no ha reclamado cantidad económica alguna a sus presuntos agresores. Algo muy similar sucede con Manuel A. C., que resultó golpeado por los procesados Antonio S. C. y sus hijos Antonio, Jonatán y Ezequiel S. D. que tampoco reclama indemnización. Por su lado, Ezequiel S. D. sufrió una cuchillada en el vientre con evisceración intestinal. Ésta le fue propinada por José Manuel A. O. y Manuel A. C., según el Ministerio Fiscal. Fue operado de urgencia al temerse por su vida. Al igual que los anteriores tampoco reclama indemnización.

En lo que se refiere a Antonio S. C. éste recibió por parte de José Manuel A. O. y Manuel A. C. "una cuchillada en el brazo que curó con una sutura con grapas, así como numerosos golpes". También desiste de alcanzar una indemnización.

Como ha quedado dicho, para la Fiscalía los hechos son constitutivos de delitos tales como dos delitos de homicidio en grado de tentativa y otros dos de lesiones, los cuales fueron perpetrados por las seis personas que finalmente se sentarán en el banquillo de la Audiencia Provincial. En total, la Fiscalía pide siete años de prisión para cada uno de los seis acusados, así como diferentes órdenes de alejamiento (de 200 metros como mínimo) para impedir que los hechos acaecidos puedan volver a repetirse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios