Bodegas El jerez mira a su entorno en pleno proceso de adaptación al siglo XXI

  • Fedejerez apela a la unidad frente a las amenazas de los aranceles de Trump y el ‘Brexit’

  • La patronal bodeguera revalida a Babé de presidente para encarar un año repleto de grandes retos

La unión hace la fuerza. Fedejerez celebró ayer su tradicional copa ‘ilustrada’ de Navidad, acto celebrado en la Bodega Santa Lucía de Paéz Morilla y con el que la patronal bodeguera despide el año con un mensaje de ilusión, no exento en esta ocasión de la gran preocupación que existe en el sector por la amenaza de la subida de aranceles en Estados Unidos a la importación de los vinos y el brandy de Jerez.

El presidente de Fedejerez, Evaristo Babé, reelegido ayer por la asamblea general de la patronal bodeguera para ocupar el cargo otros cuatro años, apeló a la necesidad de reforzar los lazos de unidad y “no sólo como una reflexión interna”, pues en clara alusión a los aranceles que la Administración de Donald Trump estudia aplicar al vino de Jerez y al ‘Brexit’, confesó que “nos afecta mucho la desunión actual que hay tanto en la Unión Europea (UE) como en la Organización Mundial del Comercio (OMC)”.

Para Babé, “estamos ante una etapa peligrosa, porque abrir una guerra comercial que imponga trabas y limitaciones al libre comercio es malo para las empresas y para los consumidores, que tendrán que pagar más al final por los productos”.

Sin duda, la posible inclusión del vino y el brandy de Jerez en la lista de productos agroalimentarios afectados por la guerra comercial entre EEUU y la UE así como el divorcio entre el Reino Unido y Europa, por este orden, son dos de los principales retos a los que se enfrentará el sector el próximo año, en el que no todo son malas noticias.

El Marco será uno de los focos de atención del nuevo programa de promoción para el trienio 2020-22 financiado por la UE

No en vano, el sector tiene muchas esperanzas depositadas en las posibilidades de las ayudas concedidas por la Unión Europea para la promoción del jerez en España y Holanda en el trienio 2020-22, a juicio de Babé, “un reconocimiento de la UE con el que se ve luz al final del túnel”.

Según el responsable de Fedejerez, las empresas se van a involucrar en el programa en cuestión, el de mayor cuantía de los aprobados por la Comisión Europea con un presupuesto total de 7,5 millones de euros, que vincula al vino de Jerez a la gastronomía.

Frente a los que piensan que los vinos jerezanos están en vías de extinción, el responsable bodeguero sostiene que “el jerez está en plena adaptación al siglo XXI”, proceso para el que “hay que contar con el entorno” y en el que este programa puede tener una contribución decisiva, ya que entre las acciones promocionales previstas, el Marco de Jerez será uno de los focos de atención.

“Va a haber acciones concretas en el Marco”, avanzó Babé, quien apeló a las Administraciones públicas en general, y a la andaluza en particular, a escuchar a las bodegas, que son las que tienen las marcas y las que hacen las inversiones, para apoyar al sector. “Lo que esperan las empresas es que escuchen sus preocupaciones reales para luego implementar medidas”, dijo Babé, quien se hizo eco igualmente eco de la preocupación del sector ante las negociaciones para la formación del nuevo Gobierno español, que “esperamos no caiga en el error de aprobar un decreto ley con medidas fiscales que suban los impuestos especiales al alcohol y el IVA a la hostelería, medidas con las que al final no se recauda más y que afectan a todas las partes”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios