Espacio patrocinado por Brota Música

El Brota abarrota el Navarro Flores

  • El festival de música se consolida como una de las citas a tener en cuenta durante el verano. Un evento sostenible al que asistieron 10.000 personas

El Canijo de Jerez hizo subir al escenario a los refugiados que trabajaron en el Festival. El Canijo de Jerez hizo subir al escenario a los refugiados que trabajaron en el Festival.

El Canijo de Jerez hizo subir al escenario a los refugiados que trabajaron en el Festival.

El Brota Música celebró este pasado fin de semana su segunda edición en el Estadio Municipal Alcalde Navarro Flores de Rota. El festival congregó en torno a 15.000 personas dentro del recinto acotado para la ocasión durante las dos jornadas que duró el festival. Antes del comienzo de los conciertos, los asistentes pudieron disfrutar de las playas de la localidad roteña. Tomasito, SFDK, El Canijo de Jerez y el resto de artistas hicieron las delicias del público, que se encontraron varias sorpresas en los escenarios.

El viernes de Brota Música

El viernes fue la primera cita de este festival que duró hasta, prácticamente, la mañana del domingo. Seni 520 fue el artista local encargado de abrir los conciertos. El rapero hizo las delicias de los asistentes y disfrutó sobre el único escenario abierto en la primera jornada. Tras él, Alberto Gambino, Mojinos Escozíos y Triple XXX pasaron por las tablas preparadas en el Estadio Municipal Navarro Flores de Rota.

Con el paso de las horas y la caída de la noche llegó el turno para Tomasito, una de las citas más esperadas. El jerezano hizo, como siempre, un espectáculo con gran movilidad, haciendo disfrutar al respetable y cambiando su vestuario sobre el escenario en varias ocasiones. De su camisa blanca, pantalón negro y botas verdes pasó a quedarse con el torso desnudo. Posteriormente, se calzó el bañador y unas chanclas de goma. Al final, como casi siempre, Tomasito acabó en paños menores. La bandera gitana que portaba el público acabó también sobre el escenario. Una vez más, el artista demostró que el compás lleva el nombre de Tomás.

Tomasito era el cabeza de cartel del viernes y gozó de la mejor entrada de público en la primera jornada del Brota Música. Tomasito era el cabeza de cartel del viernes y gozó de la mejor entrada de público en la primera jornada del Brota Música.

Tomasito era el cabeza de cartel del viernes y gozó de la mejor entrada de público en la primera jornada del Brota Música.

Directamente desde Pan Bendito llegó el turno de La Excepción. El Langui y los suyos dejaron su arte a ritmo de rap, golpeando una vez más a todas las barreras que puede presentar la discapacidad. Trashtucada elevó el ritmo para encarar la recta final de la primera parte antes de dar paso a Costa y Dub Elements.

El sábado de Brota Música

El sábado comenzó en la playa. DJ Nexxa puso el ritmo en la costa roteña de Punta Candor, donde se llevó a cabo la previa del festival. Con los dos escenarios abiertos, el ritmo no decayó ni un segundo el sábado. El ritmo fue vertiginoso. Los atractivos del festival estaban también fuera del escenario. La zona de photocall fue una de las más visitadas. Los raperos jerezanos de Ankalawela abrieron el sábado. Tras ellos, Morodo realizó su función antes de dar paso al rapero sevillano Shotta, que actuaba por primera vez en el día en el Brota. No fue la única, ya que de madrugada volvió a subir al escenario junto a su hermano, Tote King. Ambos hicieron las delicias del público, junto al jerezano DJ Nexxa. Los clásicos de Tote, ‘Ni de ellos, ni de ellas’ o ‘Botines’, con una base completamente renovada, hicieron disfrutar a los más fervientes seguidores del rapero sevillano. Era prácticamente el cierre. Tras ellos, los chicos de fuego siguieron a Fyahbwoy, que dejó paso al cierre de Gomad! & Monster con la llegada del amanecer del domingo.

Macaco presentó su último disco ‘Civilizados como Animales’. Macaco presentó su último disco ‘Civilizados como Animales’.

Macaco presentó su último disco ‘Civilizados como Animales’.

El Canijo de Jerez y SFDK fueron los teóricos cabezas de cartel. No obstante, la buena distribución realizada por la organización permitió que el sábado no decayera en ningún momento. La Mala Rodríguez dejó una gran sensación en el Navarro Flores con su espectáculo artístico. No quedó atrás el de Macaco. El artista catalán presentó su último disco, ‘Civilizados como animales’, en un festival que le viene como anillo al dedo.

Sobre las tablas del escenario recordó que “no hay planeta B”, que la concienciación y el cuidado del medioambiente es cosa de todos y que el “Brota Música, para los que no lo saben, es un festival sostenible”. Junto a sus grandes éxitos y sus nuevas canciones, como ‘Bailo la pena’, dejó buena muestra de su estado físico junto a su banda.

Marcos del Ojo, más conocido como El Canijo de Jerez, se montó en el Lomo del Trueno. El artista jerezano sacó la bandera pirata para cantar clásicos como ‘Pirata del Estrecho’, tocó los temas de su último disco como ‘Volar sin Alas’ y, una vez más, se lanzó al público con su barca. Además, hizo subir sobre las tablas a todos los refugiados que trabajaron en el festival en uno de los momentos más emotivos de la noche.

Anteriormente, SFDK hizo disfrutar con su rap al público. Durante la primera canción se coló un invitado inesperado que fue desalojado por los ‘seguridad’. Se trataba del ‘influencer’ que se hace llamar ‘er_christian_’ en las redes sociales. “¿Cómo están los mediogramer -nombre que reciben sus seguidores en internet-?”, gritó con el micrófono.

Ya lo había avisado días atrás en las redes sociales. Esto hizo aún mejor el espectáculo de Zatu Rey y Acción Sánchez. SFDK volvió al escenario con posterioridad para colaborar con Green Valley. Ayax y Prok también deleitaron al respetable con su rap llegado desde la capital nazarí.

Esta segunda edición del Brota Música le permite consolidarse como uno de los festivales a tener en cuenta en el verano de la provincia de Cádiz. Su carácter ecológico y de concienciación se suman a la buena organización y el gran cartel musical para hacer de éste una cita ineludible.