Brunch de Casa Palacio María Luisa Mar, tierra, vegetal y dulce en un Brunch muy jerezano

  • El hotel Casa Palacio María Luisa ofreció este domingo una singular forma gastronómica en su jardín principal

  • El Chef Ángel Taboada fue el encargado de preparar esta original oferta

Brunch en el jardín principal de Casa Palacio María Luisa Brunch en el jardín principal de Casa Palacio María Luisa

Brunch en el jardín principal de Casa Palacio María Luisa / Pascual

La originalidad tuvo cabida este pasado domingo en el Hotel Casa Palacio María Luisa, ubicado en una histórica casa palaciega de principios del siglo XIX de la céntrica calle Tornería, que quiso ofrecer una oferta gastronómica exclusiva y totalmente diferencial. No sólo en la propia comida, que también, sino en todo lo que le rodeaba. El Sunday Brunch llegó al Palacio María Luisa para mostrar una tradición inglesa mucho menos conocida en esta zona.

El Brunch es un acrónimo que surge de la unión de la palabra inglesa breakfast (desayuno) con lunch (almuerzo). El resultado de la conjunción es una comida que se da generalmente luego del desayuno y antes del almuerzo. Es decir, para aquellos que trasnochan los sábados y se les pegan las sábanas los domingos por la mañana y se levantan a una hora tardía para el desayuno, pero temprana para el almuerzo. Esto mismo plasmó este lujoso hotel ayer al mediodía.

Los invitados, citados a las 12:30 horas, fueron llegando al jardín principal del histórico edificio. El lugar presentaba adornos contemporáneos con toques clásicos y una orquesta que amenizaba el evento mientras los comensales iban tomando asiento en unas mesas redondas a las que no les faltaba un detalle.

Entre los asistentes se pudo ver a profesionales de los medios de comunicación de la ciudad, integrantes de la prestigiosa revista Escaparate, blogueras gastronómicas, entre las que se pudo diferenciar a la persona que se encuentra al frente del blog Comer de Lujo, y personajes ligados al mundo de la moda. En total más de 25 personas componían este brunch en un mediodía de temperatura ideal para la ocasión.

Con un menú extenso, Ángel Taboada, chef del evento, presentó cuatro minimundos “Mar, Tierra, Vegetal y Dulce” en el que se entrelazaban la propia identidad andaluza y lo contemporáneo. Comenzando por cafés y zumos acompañados de croissants, napolitanas de chocolate y tortas, y prosiguiendo con panes de la casa maridados con mermeladas y mantequillas, además de piña al ron y un fantástico y cremoso mousse de chocolate con almendras garrapiñadas. Todo ello acompañado de un cava Agustí Torello Gran Reserva y otro cava Rosado Agustí Torello. Tan sólo era la primera parte de este Brunch.

Los tiempos entre plato y plato estaban marcados a la perfección por el personal y cada detalle cuidado al dedillo. La buena y agradable temperatura propiciaba que la tarde fuera recibida en el jardín de la mejor de las maneras. No podía ser de otra forma con la calidad ofertada, en todos los sentidos.

Prosiguiendo con la carta gastronómica, expuesta incluso en cada mesa, iría llegando el carpaccio de ceps, que serviría como guarnición a una fantástica lubina con cous-cous de garbanzos y salsa de mejillón que llegaría emplatada al minuto de servir el carpaccio. Ambos platos iban vaticinando el final de un menú extenso y de calidad. Aún faltaban los huevos benedictinos, que tras la lubina entraban de forma suave y ligera en la boca. Muy apropiados y apetecibles.

Aunque el verdadero colofón lo puso una maravillosa tarta de queso con mermelada, que consiguió endulzar y dejar con mejor sabor de boca, si cabe, a todos los presentes. Y, ahora sí, después de experimentar con numerosos sabores, el brunch llegaba a su fin. Una experiencia atípica y disfrutada por todos los presentes que, a buen seguro, se quedaron con ganas de volver algún día a Casa Palacio María Luisa a repetir el evento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios