Jerez

El CEHJ alerta sobre la Torre de Melgarejo y el convento de Madre de Dios

  • Reclama que se impongan "medios que garanticen una protección efectiva para estos bienes"

Imagen del coro del convento de Madre de Dios. Imagen del coro del convento de Madre de Dios.

Imagen del coro del convento de Madre de Dios.

El Centro de Estudios Históricos Jerezanos (CEHJ) manifiesta su "preocupación ante las últimas noticias y denuncias relativas, por una parte, al alarmante estado de ruina de la Torre de Melgarejo, y por la otra, el cierre del convento de Madre de Dios y al posible desmantelamiento y deslocalización de sus bienes históricos y artísticos", señala en un comunicado.

En cuanto a la Torre de Melgarejo o de Diego Díaz, señala que "estamos hablando de uno de los escasos exponentes conservados de la organización territorial, militar y económica de la Baja Andalucía durante la Edad Media (la mención documental más temprana de su existencia data de 1391) y de la característica arquitectura a la que dio lugar. Como la totalidad de las fortalezas españolas, adquiere la categoría de Bien de Interés Cultural con la Ley de Patrimonio Histórico Español de 1985".

Respecto al Convento de Madre de Dios, el CEHJ recuerda ue "ha estado habitado por monjas clarisas desde 1504. Del edificio destaca la iglesia, que fue levantada a mediados del siglo XVI y que es de sencillo exterior renacentista e interior tardogótico. Guarda en su interior una rica colección de bienes muebles que podrían correr peligro de ser retirados de su lugar original. Sobresale el coro bajo, el mejor de todas las clausuras de Jerez, compuesto de interesantes piezas, como un buen número de retablos y una sillería rococó. Es por ello que se ha solicitado incoar su declaración como Bien de Interés Cultural del templo y sus obras artísticas".

"Con este escrito -añade el CEHJ- nos unimos a las denuncias presentadas al respecto por parte de algunos de nuestros miembros ante los medios de comunicación y ante las administraciones públicas competentes. Nos adherimos a éstas y llamamos la atención del Ayuntamiento y de la Delegación Provincial de Cultura para que, tal y como obligan los preceptos constituciones y la legislación sobre Patrimonio estatal y autonómica, arbitren los medios que garanticen una protección efectiva para estos bienes e insten a sus respectivos propietarios a una adecuada conservación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios