Jerez

CGT denuncia el despido improcedente en El Salvador de un educador

  • Toni Guillén llevaba desempeñando su labor en el comedor desde el año 2007

El sindicato CGT ha denunciado que la congregación religiosa de las Hermanas de la Caridad que regenta el Comedor del Salvador, despidió el pasado 29 de junio de manera improcedente a Toni Guillén, educador social que llevaba en dicho comedor desde enero de 2007. La CGT señala en un comunicado que este despido se produce tras proponer, tal como recoge el ordenamiento jurídico laboral, negociar la modificación de las condiciones sustanciales de su trabajo, impuesta unilateralmente por la empresa.

Así, la CGT critica "la actitud que adopta una institución de supuesto calado humanitario y social-cristiano, al utilizar sin ningún escrúpulo los mecanismos más ruines que presenta el marco laboral neoliberal contra los derechos de los trabajadores". El sindicato añade que "el trabajador, de reconocido prestigio en el mundo social y solidario de Jerez, había planteado también ante la dirección de la orden religiosa la adaptación de las medidas de seguridad e higiene a la actual Ley de Prevención de Riesgos Laborales".

Para la CGT "no es de recibo que el dinero de los recursos de las organizaciones dedicadas a cubrir las necesidades de los más débiles se desvíe sin importarles el estado de la despensa, para despedir al precio que sea a los profesionales laicos a pesar del apoyo que reciben de instituciones pública y privadas."

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios