Jerez

CSIF respalda las movilizaciones de la plantilla de la limpieza pública de Jerez

  • Los trabajadores preparan concentraciones a partir del 9 de septiembre

Trabajadores de la concesionaria, en una calle de la zona sur. Trabajadores de la concesionaria, en una calle de la zona sur.

Trabajadores de la concesionaria, en una calle de la zona sur.

La sección sindical de CSIF en la UTE-Jerez, concesionaria de la limpieza pública de Jerez, ha mostrado su apoyo a las movilizaciones y concentraciones que la plantilla comenzará a partir del 9 de septiembre y realizará hasta el día 30. Se trata de protestas para mostrar el "rechazo a los recortes de derechos y salariales que pretende llevar a cabo la empresa, así como por los incumplimientos por parte de la empresa del convenio actual, del nuevo pliego de condiciones, los acuerdos firmados y las carencias que padece el propio servicio".

CSIF recuerda que, tal y como adelantó a comienzos de junio, "los trabajadores aprobaron en el mes de marzo, por mayoría, convocar una huelga, que quedó en suspenso debido a la activación del estado de alarma en todo el país".

Así las cosas, CSIF "defiende siempre el diálogo y el buen entendimiento de las partes antes de llegar a convocar movilizaciones de protesta, pero no va a consentir que recaiga sobre la plantilla la decisión de la UTE-Jerez de abaratar el coste del servicio y que además, repercute negativamente en la calidad del servicio que se presta a la ciudadanía". Hay que recordar que UTE-Jerez "se llevó la concesión con una oferta de 186,8 millones de euros por un periodo de nueve años, con derecho a uno más de prórroga, siendo unos seis millones más barata que la oferta que presentó Urbaser".

Desde el sindicato hacen hincapié en que la plantilla de trabajadores, desde el año 2012, "viene perdiendo entre un 12%y 14% de poder adquisitivo por los recortes de años pasados". Ahora, en la negociación colectiva, la empresa "quiere crear una nueva categoría profesional llamada 'auxiliar de servicio' con una reducción salarial de unos 350 euros mensuales, a pesar de que prestaría el mismo servicio que otro trabajador con más antigüedad. Esto quiere decir que la empresa pretende discriminar a un colectivo que ejerce las mismas funciones por menos salario".

Por otra parte, la UTE-Jerez (conformada por las empresas FCC,Equal y Cointer) "pretende tumbar la antigüedad que viene prestando un colectivo de trabajadores de fines de semanas y festivos, en su mayoría trabajadores fijos, con una antigüedad que ronda los 15 a 20 años de trabajo". Para CSIF, "supondría un trato totalmente discriminatorio que si no se llegara a respetar lo recogido en el convenio laboral en vigor, que detalla que para pasar a ser fijo de lunes a viernes debe tenerse en cuenta la antigüedad de cada trabajador".

Esta sección sindical insiste en que “lo que más interesa a la empresa es la cantidad de euros que se puede ahorrar, al querer tumbar la antigüedad de este colectivo, con lo cual la cantidad de años que soportan estos trabajadores y sus familias, de trabajar los fines de semanas y festivos al parecer no le importa a la empresa. Es por ello que esta sección sindical no va a permitir bajo ningún concepto más discriminación de la que sufren actualmente”.

Del mismo modo, CSIF quiere mostrar "su apoyo al personal eventual, algunos con más de diez años de antigüedad tras haber trabajado con Urbaser-la anterior concesionaria- en eventos concretos, como el mundial de motociclismo, semana santa o navidades, que también está siendo discriminado por parte de la empresa, ya que no se les está llamando para trabajar".

Esta sección sindical quiere dejar claro que la ciudad de Jerez "merece un servicio de limpieza público acorde a sus necesidades, pero no se puede consentir que la empresa siga perjudicando a los trabajadores".

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios