Consumo facua

Calzado contaminado con dimetilfumarato

  • Inspectores de Consumo de la Junta han instado ya la retirada voluntaria de cerca de 15.000 unidades de zapatos

Ante los "indicios de la utilización de bolsas con dimetilfumarato como antifúngico", una sustancia no autorizada por la normativa comunitaria ni española que puede provocar reacciones alérgicas graves, la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía ha informado que sus inspectores de Consumo han instado la retirada voluntaria de 14.889 unidades de zapatos y han decretado la inmovilización cautelar de otras 993 unidades.

Cinco marcas de calzado

Al menos cinco marcas de calzado han sido incluidas en la red de alerta de productos no alimentarios inseguros ante las sospechas de contaminación con dimetilfumarato, una sustancia que puede causar reacciones alérgicas graves.Se trata de zapatos de niño de la marca Pasite (referencia P1030 Color Blue), diferentes modelos de zapatos y botas de la marca Amelia Zaragoza, unas botas de señora de la marca María Mare (modelo 421036), unas zapatillas de bailarina de la marca Bimba y Lola y un modelo de zapatos de la marca Spwsh (identificado como 3401P094). La inclusión de estos productos en la red de alerta ha sido difundida el Instituto Gallego del Consumo.

Tras producirse reacciones alérgicas cutáneas, también se han introducido en la red de alerta que coordina el Instituto Nacional del Consumo (INC) dos butacas relax comercializadas por Conforama, que paralizó la venta de esos y otros modelos contaminados con dimetilfumarato en distintos países europeos.

Denominadas Berna, una de las butacas es de piel color marrón y otra de microfibra de color negro, con las referencias 46098 y 46097. Las butacas llevan una etiqueta grapada al tejido, en la parte inferior, donde consta la referencia del fabricante (2329).

Facua reclama al INC la lista completa

Facua advierte que la lista de modelos y marcas contaminadas con dimetilfumarato o sospechosas de ello puede haber aumentado como consecuencia de las denuncias de consumidores afectados por reacciones adversas y las inspecciones realizadas por las comunidades autónomas.

El pasado 21 de enero, Facua dirigió un escrito a la directora general de Consumo, Etelvina Andreu, en el que le solicitó que haga público el listado de marcas y modelos incluidos en la red de alerta para, aplicando el principio de precaución, evitar que aumente el número de consumidores afectados por las reacciones adversas al dimetilfumarato.

Hasta la fecha, el INC sólo ha hecho pública una marca, Amelia Zaragoza. El 18 de diciembre, el organismo del Ministerio de Sanidad y Consumo anunció la notificación a las comunidades autónomas de "la posible relación" de esta marca, "fabricada en China e importada a España, con reacciones alérgicas cutáneas".

El 20 de diciembre, Facua dio a conocer que esa misma semana la Comisión Europea incluyó en su red de alerta (Rapex, por sus siglas en inglés) una notificación de Francia sobre cuatro referencias de zapatos y siete de botas de mujer originarias de China que contenían dimetilfumarato. Se trata de artículos comercializados por las firmas Cache Cache y Patrice Breal.

A finales de noviembre, el Rapex incluyó otra notificación de Francia sobre ocho modelos de calzado, fabricados en China y comercializados por la marca Etam, que anunció la retirada del mercado de los productos. Asimismo, Polonia, Suecia y Francia notificaron el año pasado la presencia de dimetilfumarato en varios modelos de sofás y sillones fabricados en China por las empresas Linkwise y Soffine.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios