Jerez

Castigo a un menor que rompió un vaso de cristal en la cabeza de otro joven

  • El sancionado indemnizará a la víctima con más de 1.600 euros por lesiones y secuelas

Comentarios 1

Novecientos euros es la cantidad con la que un menor (y por ende sus padres) deberá indemnizar a un joven por las lesiones que le produjo en el transcurso de la Feria de Ubrique del año pasado, que tiene lugar en el mes de septiembre. Además deberá abonarle otros setecientos euros más por las secuelas causadas en esa agresión. La sentencia, dictada por el órgano que tiene a José Miguel Martínez como magistrado titular, puede haber sido recurrida por las partes.

En ella el juez impone una medida a dos menores, que en el momento del suceso contaban con 17 años. A uno de ellos por una falta de malos tratos y otra de amenazas, mientras que al segundo, precisamente el que tendrá que abonar la indemnización, se le ha castigado por un delito de lesiones. Las medidas son de veinte y sesenta horas de prestaciones en beneficio de la comunidad, respectivamente.

Los hechos por los que los dos adolescentes se sentaron en el banquillo se remontan a hace poco más de un año. Dos grupos de jóvenes que anteriormente tenían rencillas, unos menores de edad y otros que ya habían cumplido los 18, se encontraron en una de las casetas. Ya hubo entonces un primer amago de pelea, que acabó con un guantazo y un cruce de amenazas. Lo peor llegó unos minutos más tarde en otra caseta, donde el 'encontronazo' fue a más, tanto, que uno de los menores acabó estampando un vaso de cristal en la cabeza de otro joven. El herido sufrió varios cortes en el cuero cabelludo, así como en la oreja y la mandíbula. Le han quedado además algunas cicatrices como consecuencia de aquello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios