Ocio

Nuevos tiempos para el ‘Nazaret’

  • Manuel García Perdigones, presidente del Club Nazaret, espera que éste se convierta también cada vez más en un club de invierno y no sólo de verano

Comentarios 0

El jerezano Club Nazaret inició su andadura en 1967, pero fue en el año 1963 cuando Antonio Mateos Mancilla, presidente de la Asociación Católica de Padres de Familia y monseñor Cirarda Lachiondo comienzan a soñar con un Club basado en dos grandes pilares. Por un lado, un Club para las familias jerezanas con amplias instalaciones para que padres e hijos pudieran hacer deporte y divertirse. Por otro lado, un Club de amplia base social, para que en él se alternaran gentes de distintas clases económicas compensando la tendencia a la separación entre los estratos sociales muy acusada en el Jerez de aquel entonces.

Ahora, cincuenta y dos años después, el Club Nazaret ya se ha convertido en todo un símbolo de referencia en Jerez. Pero su actual Presidente, Manuel García Perdigones, lo tiene claro: “Hay que renovarse, como no te renueves mal asunto”. Manuel lleva seis años como presidente del Club, actualmente está afrontando su segunda legislatura tras concluir sus primeros cuatro años de mandato y se siente “con muchas ganas de trabajar y a la vez de terminar, porque entre una cosa y otra cuando acabe llevaría ya dieciséis años, ocho como vocal de deporte y otros ocho como presidente. Creo que ya sería hora de dar paso a otra gente”. Pero hasta entonces, continúa trabajando en los nuevos retos y objetivos para el Club.

Entre la larga lista de retos el más ambicioso es la construcción de una piscina cubierta de grandes dimensiones, unos 1.000 metros cuadrados de lámina de agua, con gimnasio de aproximadamente 450 metros y tres salas para actividades. Además tienen en mente techar cuatro de las seis pistas de pádel que posee el Club y la cancha de baloncesto “porque cuando hay un invierno de agua la verdad que frena mucho y hay que darle una solución”, explica el Presidente. Así como la construcción de seis nuevas pistas de tenis: cinco de resina y una más de tierra batida.

Uno de los principales objetivos es una piscina cubierta de grandes dimensiones

El proyecto de renovación comprende también la mejora del parque infantil, “porque la verdad que ya tiene su tiempo”, afirma Manuel, “y al fin y al cabo toda persona que viene nos dice que su infancia le recuerda a este parque”. Ésta ya se ha iniciado con la construcción de un barco pirata en la zona – que lleva en marcha apenas dos semanas – pero se prevé la colocación de un parque de bolas cubierto.

Así, la mayoría de los objetivos tienen la función de acondicionar cada vez más el Club Nazaret al invierno y que éste crezca en número de asistentes en esta época del año. “En invierno no dejamos de hacer actividades pero no al nivel del verano. Por eso con las obras pretendemos que el Club no se exclusivamente de verano, aunque afortunadamente cada vez lo es menos. Que la gente venga y esté todo el año disfrutando de las instalaciones”, expone.

Por su parte, con estos cambios se van a poder mejorar las escuelas deportivas, que vienen alcanzando grandes logros. Recientemente el Club Nazaret se proclamaba campeón de España de Tenis por equipos en la categoría Cadete, en la quinta edición del torneo, y séptima de la YellowCup. Además de otros triunfos que han logrado los pupilos de Paco Doña, director de la escuela de tenis del Club. “Que mis niños sean campeones se lleva genial lo que pasa que nos volvemos ambiciosos y queremos que todos lo sean”, expone el director de la escuela. Doña lleva veinte años trabajando en el Club y asegura entre risas que no se marchará “hasta que no vea las pistas nuevas”.

Además, el proyecto comprende la construcción de una sala polivalente para completar la guardería y volverla a abrir al público. “Recuperar la guardería necesita su rehabilitación y adaptación para que la legalicen”, explica Manuel. A su vez, la reforma y nuevo mobiliario en el salón matrimonial, la construcción de un campo de fútbol de césped artificial o mejoras en la biblioteca y en el actual gimnasio.

Las mejoras en las instalaciones han comenzando con obras en el aparcamiento

García Perdigones espera que todos estos nuevos retos puedan estar terminados en cuatro o cinco años, “tan solo queda esperar la firma del convenio para empezar, ya está todo apalabrado”, asegura. Mientras tanto, ya se han realizado algunas reformas y novedades, como es el caso de la colocación de una carpa de 200 metros o “un rincón donde se realizan cenas temáticas los viernes y sábados por la noche”.

El cambio más grande se ha iniciado con la renovación del aparcamiento, en el que se han suprimido las lonas que los cubrían, debido a un informe de un gabinete de arquitectos que advertía de su peligrosidad. Al mismo tiempo se ha reorganizado la zona y se han colocado topes en el suelo para los coches. “Es cierto que ahora mismo no hay sombra, pero una vez que firmemos el convenio también se solucionará ese tema”, expone Manuel. Asimismo, otro de los objetivos es la ampliación de la bolsa de aparcamiento por la creciente llegada de socios ya que “en los últimos años estamos teniendo más altas que años atrás”, asegura.

Así, con más de medio siglo de historia, el Club Nazaret lejos de mermar pretende seguir mejorando con el paso de los años, mediante la reforma de instalaciones y la innovación. Un Club en el que “ni niños ni padres se aburren porque siempre hay actividades” y en el que “día a día se va abriendo el círculo de amistades y siempre hay alguien con el que compartir”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios