investigación

Coloma inagotable

  • El investigador jerezano José Antonio Salido edita 'Fray Francisco', obra del jesuita y Alberto Risco, publicación que ha contado con el respaldo de la Universidad de Alcalá

'Cisneros, fundador del Hospital de Illescas' (Alejandro Ferrant, 1892). 'Cisneros, fundador del Hospital de Illescas' (Alejandro Ferrant, 1892).

'Cisneros, fundador del Hospital de Illescas' (Alejandro Ferrant, 1892).

El 6 de diciembre de 1908, con el discurso titulado 'El Padre Isla', Luis Coloma (Jerez, 1851-Madrid, 1915) tomó posesión del asiento 'f' como académico de número de la RAE. Le respondió, en nombre de la corporación, Alejandro Pidal y Mon. Su brillante y entretenido discurso se puede leer íntegro en la web de la Real Academia Española. Pocos paisanos saben de la pertenencia de Coloma a la RAE, muchos ni tan siquiera aciertan a saber quién fue, qué hizo, sólo que existe un instituto que lleva su nombre en la ciudad. Por algo será. Y por mucho es además que con motivo del V centenario de la muerte de Cisneros, y en el marco del acto más importante organizado por la Universidad de Alcalá de la que fue su fundador, el coloquio 'Cisneros a debate: entre tradición y modernidad', que se celebró del 16 al 18 de octubre pasado, se presentó el libro 'Fray Francisco. Cisneros en la creación de España. Del P. Luis Coloma-P. Alberto Risco', edición del doctor en Medicina y Humanidades por la Universidad de Alcalá el jerezano José Antonio Salido Valle, con la colaboración de la catedrática de Lengua Española de la Universidad de Alcalá Mª Ángeles Álvarez Martínez. "Esto ha hecho que se vuelva a oír hablar de Coloma, en un escenario de alto nivel académico, actualmente sumido en un ostracismo que no se explica por la calidad como escritor, sino más bien por su condición de sacerdote jesuita y el enfriamiento religioso y secularización del momento que vivimos", asegura Salido, que es un lector acérrimo de Coloma y gran conocedor de su obra.

'Fray Francisco' es una edición crítica patrocinada por la Universidad de Alcalá y su Fundación en la que se narran los avatares que sufrió la formación de la que hoy conocemos como España, y en los que la figura de Cisneros resultó clave. Artífice de muchos de los cambios sociopolíticos de la época, renovó instituciones y órdenes religiosas, creó el ejército, divulgó la fe, abolió la esclavitud y un largo etcétera en su labor intensa desde el gobierno de España o desde su arzobispado de Toledo. Quizá, sin embargo, las dos actuaciones que lo hicieron entrar en la Historia fueron la fundación de la Universidad de Alcalá, concebida como novedosa ciudad universitaria, y la publicación de la Biblia Políglota, también desde Alcalá de Henares. Todo ello, unido a su papel de regente en dos ocasiones, muestra al hombre de gran capacidad de gestión y, sobre todo, con gran visión de futuro, que fue el cardenal Cisneros.

"Confiamos en que su lectura en este primer cuarto de siglo del XXI sirva para poder establecer una perspectiva fundamental de la importancia y significado del cardenal Cisneros en la Historia de España... Amén de valorar el mensaje intencional, en su contextualización histórica, que, entendemos, pretendió transmitir el padre Luis Coloma en Fray Francisco", apuntan en la introducción. Hay que recordar que Fray Francisco fue la obra póstuma de Coloma, que dejó inacabada, continuándola otro jesuita (padre Risco), que ha sido publicada por primera vez de forma conjunta. "La parte de Coloma es realmente una novela histórica; la de Risco es una descripción narrativa", dice Salido. Pero, ¿por qué escribe Coloma esta obra? "Con el objetivo de la regeneración de España, que anhelaban no solo la Generación del 98 sino también la del 14", destaca el investigador.

El libro, además de tener un carácter historiográfico, "es claramente también una hagiografía de Cisneros y de Isabel de Castilla. Es portadora de un manifiesto mensaje moral y no sólo religioso confesional". Para Salido, esta regeneración "también sería necesaria en las circunstancias históricas actuales, que precisarían un Cisneros y una Isabel la Católica, y quizá un Coloma, que tanto en su motivación para escribir Fray Francisco, como en su obra más importante, Pequeñeces, también se mostraba como un regenerador de la Patria". Coloma vio en Cisneros "un ejemplo que emular para conquistar esa regeneración de España que devolviera la grandeza perdida a nuestra Nación".

Ese marcado carácter historiográfico con el que Coloma recorre, por ejemplo, los problemas sucesorios durante el reinado de Enrique IV, la vuelta de Cisneros desde Roma a casa de su madre por el fallecimiento de su padre, o esa biografía novelada que hace de Cisneros desde los 48 años. Respecto al hagiográfico, aquí son aplicables las dos acepciones de la RAE a los protagonistas de la novela, Cisneros e Isabel la Católica: "historia de la vida de los santos" y "biografía excesivamente elogiosa". "Y es que ambos han sido objeto de proceso de beatificación..., a lo que hay que añadir la apología que hace Coloma de ambos personajes con sus acciones en pro de esa regeneración que exigía aquella Castilla de Enrique IV".

Hay que destacar que José Antonio Salido Coloma presentó el pasado año una tesis sobre el mensaje moral, no sólo religioso, que subyace en las diversas obras del jesuita. Tuvo tal repercusión en la Universidad de Alcalá de Henares que Salido impartió hace una semanas una actividad formativa en la Escuela de Doctorado de la Universidad de Alcalá de Henares para dar a conocer esta investigación y que sea motivo así de futuras tesis doctorales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios