Comercio del centro

Comerciantes ultiman una concentración ante la situación del centro

  • Muestran su preocupación por los cierres en las primeras semanas del año y reclaman más apoyo para la supervivencia de los negocios

Diego Román, recogiendo esta semana el género de su tienda ‘Al ritmo’, ante su cierre. Diego Román, recogiendo esta semana el género de su tienda ‘Al ritmo’, ante su cierre.

Diego Román, recogiendo esta semana el género de su tienda ‘Al ritmo’, ante su cierre. / VANESA LOBO

El malestar ha reaparecido entre los comerciantes del centro, en un comienzo de año que ya se ha llevado por delante seis negocios, y tras un periodo navideño que para muchos no ha cubierto las expectativas.

De hecho, un grupo de estos pequeños empresarios, que ya hace un año se empezó a movilizar con el detonante del abandono del centro por parte de varias grandes firmas, auspicia ahora una concentración para el mes de febrero, con la que se pretende reclamar más atención hacia el comercio del centro, de forma que haga posible su supervivencia.

Aunque no llegó a constituirse como asociación, idea inicial de este grupo de comerciantes, sí han seguido manteniendo contactos y según explica su portavoz, José Manuel Mena, "hemos estado trabajando y sumando cada vez más comercios que se interesan por los pasos que hemos venido dando".

Mena traslada la preocupación existente y se mestra rotundo. "Si no se hace algo el centro se nos va. Los comercios lo estamos pasando muy mal. La Navidad desde el punto de vista de las ventas fue muy normal e incluso bajaron con respecto al año pasado".

La conclusión de estos comerciantes es que el público sólo acude al centro cuando se organizan actividades o en eventos puntuales como ha sido el caso de las zambombas o la Cabalgata de Reyes. Mena subraya que la siempre socorrida falta de aparcamientos para justificar la ausencia de público en el centro pierde algo de fuerza "cuando se demuestra que si hay zambombas, la gente viene y se busca los recursos para aparcar. El aparcamiento no es entonces un problema, pero sí para venir a comprar".

Reconoce, en este sentido, que "es muy complicado dar con la clave. Necesitamos que el centro se potencie desde el Ayuntamiento, que se publicite”.

Este comerciante lamenta que no se ha sabido atraer a otras grandes firmas, "que son un reclamo para el público" y vaticina que al cierre de estos seis negocios en estas primeras semanas pueden seguir otros. "Sabemos de comerciantes que van a esperar a ver cómo evolucionan en este primer semestre del año, y si los resultados no son buenos, tomarán decisiones".

La preocupación se ha instalado en estos pequeños empresarios, que no acaban de ver soluciones. "Los autobuses cada vez van más vacíos. Sólo en el horario de 10 a 12 es cuando ves más pasajeros, pero luego no viene nadie".

La concentración que se está ultimando no pretende, según afirma Mena, ir contra nadie, pero sí que sea una llamada de atención sobre la situación que atraviesa el centro. Destaca que el Ayuntamiento se está volcando con la plaza Belén, como se ha demostrado durante las pasadas Navidades y aunque asegura que "está muy bien", hace también una velada crítica. "Se lleva a todo el público para allí pero lo cierto es que en esa zona no hay ningún comercio".

Acoje insiste en trabajar "en positivo" y recuerda que en 2018 abrieron al menos 11 negocios

Desde Acoje, su presidenta, Nela García, no oculta que el sector del comercio minorista sigue siendo uno de los sectores que "mayor transformación, evolución y castigo sigue sufriendo actualmente", pero pone sobre la mesa el potencial y el esfuerzo de "los más de 1.000 propietarios de establecimientos comerciales, hosteleros y de servicios profesionales que hay en la zona comercial del centro de Jerez. Entre todos, con una media de 4 trabajadores, creamos unos 4.000 empleos directos y unos 3.000 empleos indirectos y posiblemente me quede corta". 

En el lado positivo de la balanza, la presidenta de Acoje pone en valor el capital humano del comercio del centro y la valoración por parte de sus clientes. "Lamentablemente en muchos casos no son suficientes, pues la población del centro disminuye y por supuesto por causas ajenas a nuestra voluntad".

Según los datos de la asociación Acoje, en 2018 abrieron 11 establecimientos nuevos y sólo cerraron tres, dos de ellos por jubilación. "De los más de 100 asociados que somos, 16 cumplieron más de 50 años de experiencia y servicio al cliente y en el último mes del año cuatro compañeros cambiaron la ubicación de sus comercios, buscando mejores lugares ”, recuerda García, asegurando que también hay proyectos de nuevas aperturas y ampliaciones.

"El saldo del 2018 es muy positivo y lo hemos querido resaltar continuamente", insiste, haciendo hincapié en la aportación de los comercios en el mantenimiento de locales, de fachadas, de iluminación, "de vida y de seguridad en la zona", así como su aportación a la economía local, a través de las tasas e impuestos, por lo que reclama un mayor control del comercio ambulante ilegal o las actividades empresariales sin declarar.

La presidenta de Acoje reconoce, no obstante, que pese al esfuerzo del comercio, éste depende también "de los clientes, de las ordenanzas, de las ayudas públicas, de los procedimientos administrativos", así como de las inversiones públicas y gastos en transporte urbano, en limpieza, en seguridad, en infraestructuras de comunicaciones y en mantenimiento de calles, aceras y plazas.

García sostiene que el principal objetivo de Acoje de cara a 2019 se centra en la campaña 'El centro late contigo'. "Por supuesto vamos a seguir trabajando en positivo para que el centro sea un gran referente en materia de comercio y servicios para Jerez y el resto de la provincia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios