Jerez

El Consejo saca los 'Tesoros de San Ginés' para su cata en Vinoble

  • Hace una selección de los vinos de añada de la Pisa de la Uva para conmemorar el 70 aniversario de las Fiestas de la Vendimia

Botas conmemorativas con los vinos de añada de las Fiestas de la Vendimia en la bodega de San Ginés. Botas conmemorativas con los vinos de añada de las Fiestas de la Vendimia en la bodega de San Ginés.

Botas conmemorativas con los vinos de añada de las Fiestas de la Vendimia en la bodega de San Ginés. / pascual

En la bodega de San Ginés de la sede del Consejo Regulador reposan las botas de los vinos de añada obtenidos en la Pisa de la Uva que saluda cada vendimia la llegada del nuevo vino ante la Catedral de Jerez. Este ceremonial recuerda que el principal templo de la diócesis pudo terminarse gracias a un gravamen especial que en su momento se estableció sobre el vino, principal fuente de riqueza del municipio.

Desde la creación de la Fiesta de la Vendimia, en 1948, el vino resultante de esa pisa tradicional se conserva en las andanas de la bodega de San Ginés, en las que envejece mediante crianza estática (añadas). Cuando se cumplen 70 años de esta singular tradición, el Consejo anuncia que compartirá una selección de estas botas conmemorativas de las Fiestas de la Vendimia en la cata que ofrecerá la institución jerezana durante la celebración de Vinoble bajo el título 'Tesoros de San Ginés'.

Los vinos obtenidos en la tradicional bendición del mosto reposan en San Ginés desde 1948

La cata que organiza el Consejo Regulador es una de las más esperadas en cada edición del Salón de los Vinos Nobles, la gran cita jerezana de carácter bienal con los vinos generosos, licorosos y dulces especiales que este año se celebra del 3 al 5 de junio. En años anteriores, estas catas han tenido como protagonistas a los vinos VOS y VORS -de más de veinte y treinta años de vejez certificada-, a las añadas o a los 'cabeceos nobles', por poner algunos ejemplos.

Este año, desde la Casa del Vino se ha decidido hacer una importante apuesta, que contribuya a seguir haciendo de Vinoble una oportunidad única para que los profesionales que asistan al salón puedan probar auténticos tesoros enológicos, a los que de otra forma sería prácticamente imposible acceder.

Las añadas específicas que serán objeto de la cata de Vinoble han sido personalmente seleccionadas por el presidente del Consejo Regulador, Beltrán Domecq, que será además el encargado de dirigir la sesión en el Salón Internacional de los Vinos Nobles, asistido por el director general de la institución, César Saldaña. La organización de Vinoble espera contar con el programa completo de catas a principios de abril, momento en el que se pondrán a la venta las plazas para cada una de las sesiones.

Además del valor simbólico de esta elaboración tradicional, estas añadas conservadas en la bodega de San Ginés tienen su importancia en la historia reciente del Consejo Regulador, pues en el año 2000 fueron un elemento esencial para establecer las referencias analíticas -especialmente en términos de Carbono 14- para la determinación de una curva de valores fiable, que garantizara la veracidad del sistema de certificación de vejez VOS y VORS.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios