Contenido patrocinado

Consejos para realizar una mudanza práctica y eficiente

Cuando llega el momento de organizar una mudanza es común que comiencen las preocupaciones de cómo se puede organizar todo de manera eficiente y rápida para optimizar espacio y tiempo. La cantidad de cosas que acumulamos en casa no pareciera que fuese tanta, hasta que llega el día de la mudanza y no sabemos en donde meter tantos objetos. Te mostramos como crear una estrategia para que organices todas tus cosas con un método fácil y rápido, y luego no estés adivinando en qué caja o bolsa metiste lo que necesitas cuando llegues a tu nueva vivienda.

El primer paso es realizar una depuración de las cosas que deseas llevar a tu nuevo hogar

Lo primero en lo que debes pensar cuando decides que debes mudarte, es en deshacerte de todas las cosas que no usas, o están dañadas o simplemente ya no te gustan. Una casa nueva representa una nueva oportunidad, por lo que lo mejor es partir con los objetos que realmente se necesitan, dejando los trastos en el pasado. Una vez que has comenzado a identificar las cosas que debes llevar a tu nuevo hogar, comienza la investigación para descubrir donde conseguir cajas para mudanza. Este paso es fundamental, ya que, en comparación con las bolsas, guardar todo en cajas brinda mayor protección a los objetos delicados y permite una organización más eficiente al interno, sin que todas las cosas terminen mezcladas entre sí. Telecajas.es es una empresa dedicada a la venta de cajas de todo tipo. Ya sea para almacenamiento y para mudanza, como para bebidas, e incluso para envíos.

La cantidad de cajas que necesites para tener todo perfectamente organizado, dependerá de la cantidad de cosas que vayas a trasladar, pero con seguridad serán muchas. Si no quieres gastar de más en cajas, puedes realizar un esquema en el que distingas diversas categorías para clasificar las cosas y estimar cuántas cajas necesitarás para cada sección. Obviamente, el número final solo lo sabrás cuando ya esté todo empaquetado, pero esto al menos te irá orientado al inicio del proceso.

Organiza todo en cajas separadas por categorías

La mejor manera de comenzar a organizar todo es realizar una clasificación de las cosas y empacarlas juntas. En este sentido, se deben identificar las cajas según la persona a la que pertenezcan los objetos y el sitio en el que deben ser ubicadas al llegar al nuevo lugar.

Cuando se trata de grupos familiares puedes comprar adhesivos de colores y asignar un color a cada persona. Esto permitirá identificar de manera rápida a quién pertenece las cosas que van dentro de la caja sin necesidad de abrirla. Además, también permite distribuir las tareas de embalaje en donde cada persona es responsable de guardar sus cosas.

Adicional al adhesivo que corresponde a la persona, se pueden agregar otras categorías como objetos frágiles, ropa, juguetes, adornos, entre otros, colocando una señal que identifique cada tipo de cosa. Igualmente, se aplica para los espacios comunes como cocina, baño y salón. La clave está en realizar una leyenda en dónde apuntes cada una de las clasificaciones que hayas realizado, de esta manera, al llegar al nuevo sitio podrás ir ubicando las cajas en la estancia que corresponda e ir sacando las cosas de manera progresiva en función de las necesidades.

Compra cajas de distintos tamaños para realizar una separación eficiente

Para facilitar la organización de las cosas en el interior de las cajas, es posible adquirir distintos diseños que se adaptan a las necesidades de cada tipo de objeto. Alguno de los modelos que puedes conseguir en el mercado son los siguientes:

  • Cajas armario: ideales para organizar la ropa delicada y que no se arrugue en el interior.
  • Cajas de zapatos: perfectas para tener todos los pares agrupados en un solo lugar.
  • Cajas archivadoras: pensadas para colocar todos los documentos y libros en un solo lugar.
  • Cajas para cuadros: hechas para garantizar la protección de uno de los objetos más delicados de la casa.

Las cajas de cartón tradicionales también se encuentran en varias dimensiones para que elijas el tamaño apropiado que te permita tener la menor cantidad de cajas y almacenar la mayor cantidad de cosas al mismo tiempo.