Jerez

El Consistorio aplicará una rebaja del precio del suelo para trasladar Vicasa

  • La alcaldesa presentará a la multinacional la opción de acogerse a la ordenanza de actividad de interés social para impedir el cierre · El coste del terreno en la Ciudad del Transporte puede reducirse en unos seis millones

El gobierno municipal socialista se volcará para que la fábrica de botellas tenga continuidad en la ciudad y Saint-Gobain Vicasa, la dueña de la factoría jerezana, cumpla con los compromisos que adquirió con el Ayuntamiento mediante el convenio urbanístico rubricado hace algo más de un año. La alcaldesa, Pilar Sánchez, tiene varios ases bajo la manga para tratar de convencer a la multinacional francesa de que su futuro pasa por Jerez y lo trasladará, si es necesario, a la cúpula de la compañía en París. Una de esas ofertas, y así se lo hará saber a la dirección de Saint-Gobain en la reunión prevista para el próximo lunes, pasa por aplicar a Vicasa la nueva ordenanza reguladora de la actividad económica de interés social, lo que supondría una rebaja considerable del precio a pagar por los 92.000 metros cuadrados a los que la planta iba a trasladarse tras el desmantelamiento de las actuales instalaciones. Según lo estipulado en el convenio urbanístico, al que ha tenido acceso este periódico, Vicasa iba a pagar por los terrenos de la Ciudad del Transporte unos 108 euros por metro cuadrado, mientras que Zahav Automobile, la factoría de todoterrenos con un emplazamiento señalado para la misma parcela y en virtud de la nueva ordenanza, abonará alrededor de 45 euros por cada metro de suelo para actividad económica. De hacerse efectiva esta rebaja, que irá acompañada por una propuesta de nuevos terrenos de uso industrial ya señalados en el nuevo PGOU, significaría que Vicasa redujese la cantidad a desembolsar sólo por la adquisición del suelo urbanizado en alrededor de seis millones de euros, unas condiciones mucho más ventajosas que servirán para tratar de persuadir a la empresa de su decisión "irrevocable" de abandonar Jerez. Lo cierto es que el convenio con Vicasa se negoció en un momento del mercado radicalmente distinto al actual, por lo que el Ayuntamiento quiere aferrarse a esta nueva oferta para tratar de que la multinacional dé marcha atrás y permanezca en Jerez cumpliendo los compromisos que adquirió con la ciudad y sus trabajadores.

Entretanto, los mensajes de apoyo incondicional a los trabajadores de la planta y el trabajo político para impedir el cierre siguen sucediéndose. Ayer mismo, en la junta de portavoces para preparar el próximo pleno ordinario, Izquierda Unida, a través de su concejal Joaquín del Valle, ha presentado al gobierno municipal un documento en el que pide la cancelación de la cita del próximo lunes, a la espera de la celebración de un pleno en el que todos los grupos políticos en bloque respalden la posición contraria al desmantelamiento de la factoría jerezana. "El Ayuntamiento, y Pilar Sánchez, como máxima representante de la ciudadanía de Jerez, por respeto a la misma y a los trabajadores, no puede ni debe estar sujeta a la agenda de la multinacional, para fijar o cancelar reuniones", expresó Del Valle. En este sentido, el concejal izquierdista argumentó que "ese frente común que reclama el gobierno local en defensa de la actividad de la fábrica de botellas debe sustentarse en el consenso político, mediante un acuerdo plenario que recoja el posicionamiento, acciones y medidas que la Corporación municipal esté dispuesta a emprender". "Con ello se evita -ultimó Del Valle- los continuos mensajes mediáticos de lo que hay que hacer". Para ello, el edil propuso que "desde hoy -por ayer- y hasta el próximo día 29, que se celebre el pleno municipal y la manifestación, elaboremos una propuesta conjunta que recoja el posicionamiento, acciones y medidas que vamos a emprender", y además plantee "el apoyo incondicional a la manifestación convocada por las centrales sindicales para el mencionado día". En última instancia, en el documento presentado el concejal de IU también propuso "que se convoque a la dirección de la multinacional Saint-Gobain Vicasa para el próximo día 30, fecha en la que la alcaldesa de esta ciudad contará con el respaldo institucional y ciudadano, así como de las herramientas necesarias para hacer frente al anunciado cierre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios