Testimonio de pacientes que han superado el coronavirus Alma Quintana: "He estado dos meses encerrada y sigo con secuelas. Ser joven no te salva"

  • La atleta y nadadora del Jerez Natación Máster relata cómo ha pasado el Covid-19 y las secuelas que sigue arrastrando tras más de dos meses desde el contagio: "Es muy duro que nadie se pueda acercar a ti"

Alma Quintana, nadadora de Jerez Natación Máster. Alma Quintana, nadadora de Jerez Natación Máster.

Alma Quintana, nadadora de Jerez Natación Máster.

ES deportista de alto nivel, una atleta y nadadora del club Jerez Natación Máster. A mediados de octubre el Covid-19 apareció en su vida y aún no se ha ido. Alma Quintana se contagió de coronavirus tras un almuerzo con compañeros de entrenamiento, aunque nadie presentaba ningún síntoma de enfermedad.

Cinco días después del contacto, una de las compañeras avisó de que había dado positivo en Covid-19 y era asintomática, pero Alma comenzó a tener las primeras señales de que algo iba mal. “Empecé con fiebre, mocos, mucho cansancio, dolor articular, fatiga, diarrea, un poco de dificultad respiratoria... Tenía la sensación de una gripe”, relata Alma. Inmediatamente se puso en cuarentena y se realizó un primer test de antígenos que dio negativo. No podía ser. Así que le hicieron una PCR y efectivamente, tenía Covid-19.

A la semana de los primeros síntomas los mocos desaparecieron, y se dio cuenta de que no tenía olfato ni gusto, “algo que sigo arrastrando hasta hoy”. “Me diagnosticaron Covid persistente. Han pasado más de dos meses y tengo secuelas. Tengo cefaleas, cansancio extremo, dolor articular esporádico, a veces me duele las caderas, las rodillas...Tengo cansancio continuado, fatiga, me han hecho placas de tórax y se ve que tengo daño a nivel de bronquios, aunque no he estado ingresada. He tenido conjuntivitis en los dos ojos y sigo en tratamiento por ello. Me salió perniosis en las manos, fueron como unas manchas rojas en la manos, se me hincharon y dolía. Tengo hormigueo en las manos y pies...”, cuenta Alma.

Estas secuelas no tiene fecha de ‘caducidad’: “Me han dicho que lo mismo dura semanas, meses, no lo saben”. Alma ha estado en cuarentena hasta la semana pasada –recuerdo que contrajo el virus a mediados de octubre–, porque seguía dando positivo, “tenía a mi cuerpo aún luchando. Me han dado el alta cuando he dado negativo en IgM (las inmunoglobulinas IgG e IgM son los anticuerpos que se estudian tras un test serológico positivo e indican la fase de la enfermedad por coronavirus en la que se encuentra el paciente)”.

Ha comenzado a hacer deporte y ahora le queda una dura recuperación. Ha llegado a perder hasta seis kilos, “y en mi casa tengo escaleras y noto que me costaba hasta subir. Los primeros días que he salido a pasear a los diez minutos el cuerpo me pedía sentarme”.

En estos meses de crisis sanitaria se ha pensado que la enfermedad pasa de puntillas entre los jóvenes. Y en su mayoría ha sido así, aunque hay casos como el de Alma en los que el Covid-19 se ‘come’ la salud. “Durante mi cuarentena he sentido muchísima impotencia y rabia al ver a los grupos de gente joven como si no existiera esta pandemia. Mucha impotencia. Me gustaría hablar con ellos y contarles lo mal que lo he pasado durante dos meses encerrada en mi casa sin que nadie pueda acompañarme, ni ayudarme, ni físicamente ni emocionalmente. Es muy duro que nadie se pueda acercar a ti. He pasado momentos de mucha tristeza y soledad. No he estado ingresada en el hospital, pero a día de hoy nadie me asegura hasta cuándo voy a tener estas secuelas. Y para mí, como deportista, me importa bastante. Lo que he perdido nadie me lo va a devolver”, declara la atleta. Su trayectoria deportiva ha sido su salvavidas. Si no hubiera sido por su estado físico, habría precisado ingreso hospitalario por problemas respiratorios.

Esta Navidad Alma no se reunirá con su familia por “miedo y precaución”. “Este año no tengo nada que celebrar y prefiero ser prudente, y celebrarlo la próxima Navidad. Al 2021 le pido que nos cuidemos, que tengamos paciencia y sentido común. Tenemos por delante unos días importantes para conseguir que el año que viene empiece mejor”, subraya la deportista, quien además lanza un mensaje: “Ser joven no te salva”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios