DENUNCIA MEDIOAMBIENTAL

Crecen las quejas por la presencia de amianto en Cartonajes Tempul

  • Vecinos se suman a las denuncias de Ecologistas en Acción y alertan de que el saqueo de estas naves abandonadas está provocando la caída de sus cubiertas de uralita

A las recientes denuncias del colectivo Ecologistas en Acción por el riesgo que supone la existencia de uralita en las antiguas instalaciones de Cartonajes Tempul se une ahora la de residentes y personas que frecuentan la zona, entre las que ha crecido la preocupación por el peligro que supone este material.

El saqueo del que está siendo objeto el edificio abandonado ha provocado que las placas de uralita de las cubiertas caigan al suelo y se despedacen con el riesgo de desprendimiento de las fibras de amianto de las que está hecho este material.

De hecho, según los vecinos, se levantan polvaredas que se extienden por toda la zona. Dolores, que regenta el Mesón La Tabla, señaló ayer indignada que desde las cinco de la tarde "hay gente allí partiendo los hierros, lo que hace caer la uralita. A mi me da igual que se lleven o no los hierros, que duerman allí o no, pero es que ya estamos hablando de un problema de salud, estamos respirando todo el amianto que se queda en el aire".

Esta hostelera asegura que la situación ha empeorado desde hace un mes y medio ya que, tras años de continuo expolio, han empezado a llevarse las estructuras de hierro que mantienen la cubierta de uralita, prácticamente lo único que queda ya por saquear. "Muchas veces ves cómo sale por las ventanas todo el polvo y ya es hora de que el Ayuntamiento o quien tenga la responsabilidad haga algo. Ahora mismo están entrando por las dos puertas de las naves, la de la calle Taxdirt y la que está por detrás. Que tapien esas puertas o desmantelen los edificios, pero alguna solución habrá que dar antes de que dentro de unos años nos diagnostiquen un cáncer de pulmón".

Aseguran que por las ventanas se ve salir todo el polvo que provoca la caída de la uralita

Esta afectada asegura que incluso es un riesgo para los trabajadores y visitantes del zoológico. "Yo lo he hablado también con los vecinos de los bloques y me dicen que se denunció hace tiempo, pero que no se ha hecho nada. Es hora de que todos nos unamos para seguir denunciando".

Hace unos días Ecologistas en Acción remitió también un escrito a la alcaldesa Mamen Sánchez trasladando su preocupación por esta situación y calificando de "incomprensible" que no se haya hecho nada hasta ahora.

El colectivo hacía mención no sólo a las personas que entran para sustraer todo lo que tenga metal, sino también a jóvenes que acceden a las naves simplemente por curiosidad "ajenos al peligro que corren". Recordaba Ecologistas en Acción que la legislación actual prohibe la manipulación, transporte, almacenamiento y vertido del amianto, operaciones que sólo pueden ser realizadas por empresas autorizadas y con las correspondientes medidas de seguridad.

Lo que fueron las instalaciones de Cartonajes Tempul, del grupo Jerez Industrial (JISA), abandonadas desde que la empresa cesó su actividad hace ya dos décadas, se convirtieron casi desde el principio en una fuente de problemas para los vecinos.

En las naves se han producido incendios, y el saqueo no ha cesado en estos años. En su interior, la imagen no puede ser más lamentable: instalaciones destrozadas, llenas de basura y lo que es peor, trozos de uralita extendidos por el suelo.

Hace dos años desde el Departamento de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento aseguraron que se había abierto una investigación por los robos que los vecinos denunciaban, a la vez que se tramitaba un expediente al ser un inmueble protegido por el Plan General.

No obstante, el abandono a día de hoy es absoluto, y la preocupación por la presencia de amianto crece.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios