Gente cofrade. Miguel Ángel Segura Rodríguez

“Creo que nunca llegaré a hacer el cartel oficial, tal vez porque me tienen miedo”

  • Su talento para la creatividad, algo excéntrica para el costumbrismo cofrade, y sus trabajos artísticos son las ocupaciones actuales de este artista, cofrade de La Borriquita y ex costalero

Miguel Segura en la puerta de la Casa Palacio María Luisa donde ha dejado una buena muestra de su pintura.

Miguel Segura en la puerta de la Casa Palacio María Luisa donde ha dejado una buena muestra de su pintura. / Pascual

¿Llegará a ser cartelista de la Semana Santa?

No lo creo. Después de tantos años no lo veo.

¿Por qué?

Tienen miedo de lo que pueda hacer. Ciertamente he pensado mucho en ello. Pienso que es porque caigo mal, porque no tengo pelos en la lengua o simplemente por miedo a que haga algo fuera de sus cánones.

¿Cómo sería su cartel?

Sería en mi línea. No haría nada del gusto del cofrade en general. Sé que en los últimos años se han marcado una premisas al cartelista: queremos esto. Te limitan la creatividad y lo hacen a solo un trocito de todo lo que es la Semana Santa la cual no puede concretarse a un o unos aspectos. Hay que verla en su círculo completo no solo a que se vea una imagen. Debe tener un concepto general de la celebración y uno uno muy concreto.

"Hay una globalización en el diseño. Se hacen pasos iguales, a la manera de hace 300 años”

¿Viendo la colección que ha venido realizando para El Tabanco podemos hacernos una idea del camino que sigue en creatividad e ingenio?

No tienen hilo conductor. Todos son diferentes y uso la técnica que me da la gana.

En pocas palabras, ¿nunca le escogerán para el cartel por su estilo?

Como no tengo un estilo definido pueden esperar cualquier cosa.

Sin embargo sí tiene éxito en las colecciones que ha hecho d eso rostros de Cristo, por Ejemplo.

Cuando se trata de la figuración, el retrato de una imagen tiene que ser esta. Otra cosa es cómo lo interpretes. En este caso no puedes desdibujar.

Entonces, el mundo cofrade local no está preparado para que la Semana Santa se anuncie con un trabajo suyo.

Sabemos que el mundo cofrade es muy costumbrista. No entiendo cómo todavía se encargan trabajos a la manera de hace 300 años. Para mí hay un ejemplo de ligar lo contemporáneo con lo clásico, el singular paso que se hizo para Castilleja de la Cuesta. Es una cosa actual, se sale de los cánones establecidos, es muy personal y lo vas a reconocer siempre. Lo que no me parece normal es que sigan haciendo pasos grandes e iguales: en definitiva una globalización en el estilo.

Pero la Semana Santa en barroca...

No necesariamente ya sea en la cartelería o en los pasos. Debe darse un paso en la estética en la calle. No digo que se realicen cosas modernas-mortales, pero se puede dar un pasito más. Por ejemplo a la hora de estudiar las iconografías, los dibujos o diseños que se copian y se copian. Los artesanos también están muy limitados no solo en lo económico sino también en lo que le encargan, constriñen la creatividad del artista.

"Hay arreglos florales que evocan más a una boda que a un palio. La gente debe mirar más a la Virgen que a las flores”

Así pues, ¿cuál sería ese paso adelante más allá del barroco?

Ciertamente no lo sé, no tengo una vara mágica. Debe darse rienda suelta al creador. Podría nombrar a Sánchez de los Reyes, que diseña magníficamente pero siempre dentro del gusto del cofrade, cuando sé que él haría cosas mucho más atrevidas.

Pero claro, si no hace cosas del gusto cofrade el artista pierde trabajos.

Ese es el problema. O haces lo que yo quiero o me busco a otro. El Taller Daroal de Sevilla, que hizo un cartel para Jerez, sí tienen una línea muy definida, innovadora y aceptada por el mundo cofrade.

Esta empresa, junto a otros nombres sevillanos, coparon la cartelería del anterior Consejo. ¿No hay en Jerez talento?

No lo sé. Lo que sí es curioso que hasta que hice el primer cartel para El Tabanco, todo lo que se hacía era fotografía, alguna pintura relamida y no solo hablo de Jerez, en Sevilla también. Después ha habido gente que se ha subido al carro de la modernidad y las cofradías lo han aceptado. Las cofradías quieren sumarse a la modernidad con las redes sociales, por ejemplo, pero después para el resto les sale la línea costumbrista.

No obstante, de cabo a rabo, una cofradía en la calle es barroca.

Piensa que para muchos cofrades la historia del arte está comprendida entre una cruz de guía y un paso de palio y todo lo que se salga de ese cortejo no es arte propio de una hermandad. Todo es igual e impersonal. Me refiero a las cofradías nuevas, que supuestamente debían dar frescura a esta Semana Santa tan anquilosada en el pasado. Bajo mi punto de vista, están en lo mismo. Algo que no entiendo.

¿Habrá alguna vez una cofradía que sea capaz de acoger esa evolución?

No lo creo. La que lo haga será la señalada. Ahora todo es neobarroco y ni eso. Ahora se está copiando interpretaciones del barroco. Es copia sobre copia. Nadie es capaz de parar y pensar. Por ejemplo el paso del Descendimiento fue el primero que dejó de un lado el estilo propio de aquellos años. Es una obra de líneas arquitectónicas. Se asumió que el paso es un retablo, por eso se le dio esa forma. De ese salieron muchos al igual que todos los que salieron del estilo del Gran Poder. Siempre ha habido alguien que ha creado, se ha copiado y deberán llegar otros que den un vuelta más de tuerca y si el concepto es aceptado, se copiarán. Hace falta una hermandad valiente que asuma ese reto.

El artista y cofrade jerezano posando para esta entrevista. El artista y cofrade jerezano posando para esta entrevista.

El artista y cofrade jerezano posando para esta entrevista. / Pascual

¿De lo último que se ha hecho le gusta alguno?

Si te digo la verdad todos responden a una misma ejecución, bien hecho, con calidad, pero más de lo mismo. No aportan nada en lo artístico. Hay una hermandad que creo lo está haciendo muy bien, La Clemencia. El paso de palio sí me parece diferente, más original. Han apostado por algo diferente y bien pensado, y sobre todo porque no tienen prisa en terminarlo. Una junta sucede a otra y siguen con el mismo concepto para que lo que se haga sea para siempre y con personalidad propia.

A las hermandades les gusta recuperar sus principios, su historia y reflejarla en su estética.

Será en la restauración de sus enseres, pero una papeleta de sitio en este tiempo no se puede hacer como si fuera de 1715. De hecho hice una y me sugirieron que porqué no le quemaba los bordes para que pareciera una pergamino.

¿Cómo se define como cofrade?

Normal. De joven tenía inquietudes, quería cambiar cosas. Con la edad me he ido apaciguando y actualmente me puede la indiferencia. Me preocupa, evidentemente, pero hasta ahí.

¿Qué cosas quería cambiar?

Mi vocación en la cofradía era la mayordomía. En ese terreno en La Estrella se cambiaron muchas cosas que siguen como la candelería que es una seña de identidad. Más bien cambiar en lo estético, ser diferente. Cada hermandad debe tener un sello único en la calle como en sus cultos, y hasta en el arreglo de flores.

Por cierto que otra afición suya es al arreglo floral.

Sí pero en ese aspecto soy muy clásico. Hay pasos que me recuerdan más a una boda que a un palio. Una combinación de colores casi imposible que para una boda queda muy bonito pero,para un palio... La Macarena podría llevar las flores que quisiera sin embargo lleva clavel blanco, ¿por qué? La gente tiene que mirar a la Virgen y no a las flores. Aquí hay hermandades que ha cambiado lo estético por instalarse en la moda. Por ejemplo el andar del Nazareno antes. Ahora va sobre los pies prácticamente. Eso es perder una seña de identidad por acoplarte a lo moderno. Otro ejemplo. El cambio de la cruz del Perdón. Una imagen magnífica neoexpresionista y ahora se busca barroquizarlo. En vez de hacer un paso acorde con la imagen y por ende toda la cofradía, se pretende barroquizarla entera. Ojalá me equivoque pero veremos el cambio del crucificado por otro más acorde con el estilo que están adoptando.

"Deseaba que se cambiara mi imagen de La Salud. No me dolió. Esa época de imaginero fue un paso fugaz”

¿En imaginería, lo que se está haciendo ahora es bueno?

Sí, en ese aspecto ahora hay muchos imagineros muy buenos y todos tienen una línea muy definida, reconoces la autoría. Para mí el mejor actualmente es Darío Fernández. Entre otras cosas, tiene la virtud de mimetizar las imágenes secundarias con la titular. En cuanto a titulares lo mejor, para mí, que se ha hecho es La Salud de San Rafael.

Una imagen que sustituyó a otra que salió de su mano. ¿Le dolió el cambio?

Si te digo la verdad estaba deseando que se cambiara. Eso me trajo más disgustos que satisfacciones sobre todo cuando cambié la cara por segunda vez, cosa que no tuve que haberlo hecho. Eso es agua pasada y desde luego se acabó la época mía en la imaginería. Fue un paso fugaz y demostré que soy el santo patrón de los mediocres en este terreno.

También ha sido un costalero muy experimentado, ¿Cómo ve a día de hoy ese mundo?

Creo que se ha desbordado. Me parece que se le está dando un protagonismo que no es necesario. Antes era todo mucho más natural. Empecé con lo típico 'de mármol a mármol', entonces los pasos llegaban como llegaban. Evidentemente ha habido una mejoría gracias a los relevos, se cuida mucho más la forma de andar, el caminar de los pasos. Todo está muy bien de cara a lo estético, pero se ha desbordado. Ahora vamos pasos donde van tanta gente a igualar en cofradías que a lo mejor están cinco horas en la calle de las que dos estás debajo y se quejan de que pesa mucho. Todos los pasos pesan más ahora que con tanto personal se va mucho sobre los pies. ¿Molía o costal? Me de lo mismo aunque prefiero este último.

También tiene una análisis los estilos de los pasos en las calles.

Hay hermandades que han perdido en sus pasos su esencia andando. Ahora cambios, ahora izquierdos... se han subido a ese carro cuando la mayoría no lo hace bien y queda bastante 'feo'. Había pasos que andaban de frente exquisitamente y ahora cambian por lo otro. En definitiva hay más capataces debajo que afuera.

"Antes, en el mundo costalero, era todo más natural. Hoy se ha desbordado con un protagonismo inútil”

¿Por qué sucede eso?

No lo sé. La verdad es que hay pasos, que no deseo nombrar, que de frente iban magníficamente hasta que han variado el estilo para hacer cambios; se les ve ridículo.

Y lo palios deben ir parados arriba...

No todos deben ir como Los Estudiantes de Sevilla. A un palio se le debe mover la caída suave y con gracia. Pero ahora todos son iguales. ¿Recuerdas cuando Martín empezó con los cambios en La Cena? Aquello fue criticado hasta el hartazgo, que si la coreografía y demás. Ahora lo copian y, muchos, mal.

¿Cuál es el paso que más 'leña' le ha dado?

El Valle de Sevilla sin duda alguna. Eso era criminal. También La Soledad de Jerez antes de los arreglos que se hicieron en la parihuela. En cualquier caso todos los pasos dan.

Se va a coronar La Estrella, su devoción de siempre. ¿Una gran alegría?

Claro que sí. Siempre ha sido un anhelo de la hermandad y lo que vivido desde niño. Afortunadamente se ha cumplido. Me alegro sobre todo por los mayores que la van a vivir. En el caso de La Estrella, la Salle que ha estado detrás, ha sido fundamental. Esa vinculación nunca se deberá perder.

¿Es necesaria una corona de oro?

Pensé que no. Es una opinión personal. Si el cabildo lo decide, que se haga. Aunque creo que con ese dinero se habría hecho una acción social importante que perdurara en el tiempo. ¿Qué más corona que esa? Además la presea de La Estrella es muy personal por lo que la nueva debe estar en línea con ese estilo. En definitiva es algo difícil de decidir y conste que estoy a favor de que se haga una corona pero que la labor social que se planifique tiene que ser importantísima.

"Aburre y cansa ver pasos en la calle fuera de la Semana Santa. No veo ninguno, me parece un absurdo”

Con esto de la pandemia y la relajación de las limitaciones estamos viviendo un otoño pleno de salidas.

Cada vez hay más pasos en la calle fuera de temporada. Esto llega a aburrir y cansar sobre todo al que es un tanto ajeno a este mundo. No voy a decir qué tiene que hacer cada hermandad, pero en mi caso no veo ningún paso o procesión fuera de temporada excepto aquellas que son propias del tiempo como la Patrona. Ver un paso significa ver antes una cruz de guía, nazarenos y ver venir de lejos el paso, Fuera de su tiempo normal de Semana Santa me parece absurdo.

¿Cómo ve el Jerez cofrade en un futuro?

Seguirá por supuesto pero no me cabe duda que algunas cofradías desaparecerán. Salir con 70, 80 o 90 nazarenos no es entendible más si sucede con nuevas corporaciones. De todas formas, Jerez no es cofrade. Si se analiza el porcentaje entre habitantes, hermandades y nazarenos creo que no llegamos ni al uno por ciento de la población. Sí, hay muchas hermandades ¿pero cuantos nazarenos salen? Recuerdo una respuesta de un conocido cofrade que iba delante del paso de su hermandad y le pregunté que porqué no vestía la túnica. Su respuesta fue 'eso es ya para los niños'. No creo en la repercusión absoluta de las hermandades en Jerez, no lo veo y tampoco creo que vertebren la sociedad local, excepto cuando llega la gran eclosión de la Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios